Te contamos las últimas novedades sobre la protección y seguridad en trabajos en altura.

Ferias, congresos, trabajos, curiosidades, técnicas de trabajo, nuevos dispositivos de seguridad, anclajes de seguridad, normativa, PRL, etc.

Esta semana se ha celebrado el día 12 de Octubre, Día de la Fiesta Nacional, festividad establecida en 1978 con el fin de dar a conocer a la sociedad la labor que realizan los militares dentro y fuera de nuestras fronteras y obtener un reconocimiento por ello.

En el post de esta semana vamos a hablar de la relación de los centros militares con la seguridad en altura y en consecuencia con Proalt Ingeniería.

¿Qué tenemos que saber primero?

Las Fuerzas Armadas se dividen en Ejército de Tierra, Armada y Ejército del Aire, donde el mando supremo y único capitán general es el Rey de España. Disponen de 63 centros de enseñanza repartidos por todo el territorio nacional.

Centros de Enseñanza de las Fuerzas Armadas (Fuente: Ministerio de Defensa)

La enseñanza militar se divide en 3 tipos:

  • Enseñanza de formación: Tiene como finalidad la preparación para el ejercicio profesional y la capacitación para la incorporación de los alumnos a sus respectivas Escalas (oficiales, suboficiales y tropa y marinería).
  • Enseñanza de perfeccionamiento: Tiene como finalidades la de preparar al militar profesional para la obtención de especialidades, tanto las que complementan la formación inicial recibida como las que permiten adaptar o reorientar su carrera, y la de actualizar o ampliar los conocimientos para el desempeño de sus cometidos e incluirá títulos del sistema educativo general y específicos militares.
  • Altos estudios de Defensa Nacional: Son altos estudios de la defensa nacional los que se relacionan con la paz, la seguridad y la defensa y la política militar, orientados tanto a los profesionales de las Fuerzas Armadas como a otros ámbitos de las Administraciones Públicas y de la sociedad.

Además de estos centros de enseñanza, las fuerzas armadas disponen de diferentes unidades repartidas por todas la comunidades autónomas, lo que comúnmente se conoce como «Cuartel».

España cuenta aproximadamente con 140.000 militares, de los que 125.000 están en activo y 15.000 en la reserva, militares que requieren formación y entrenamiento continuo, para poder enfrentarse en las numerosas misiones a las que serán destinados con las máximas garantías de seguridad.

Soldados en situación de riesgo en altura

¿Qué formación se recibe?

Los militares profesionales tienen que estar preparados para intervenir y actuar en infinidad de situaciones, para ello necesitan el mejor entrenamiento posible y una formación continua en infinidad de materias, una de ellas es la formación y entrenamiento para situaciones de riesgos de caída en altura y es aquí donde Proalt Ingenieria y su departamento técnico evalúa las necesidades de cada centro y propone soluciones concretas en función de los entrenamientos a realizar.

No necesitan los mismos sistemas de entrenamiento una unidad de operaciones especiales que el regimiento de transmisiones. Cada uno debe de tener un campo de entrenamiento acorde a lo que se puede encontrar en una misión real.

¿Y donde interviene Proalt en todo esto?

En Proalt Ingeniería hemos realizado trabajos de protección en altura en innumerables edificios pertenecientes al ministerio de Defensa y hemos realizado el montaje de centros de prácticas para situaciones de riesgo en altura en muchas instalaciones de las comentadas anteriormente. Por ser material clasificado no entraremos en más detalles, a modo de ejemplo incluiremos una foto de un sistema instalado, incluyendo estructura metálica y dispositivos anticaídas para formación en sistemas de descenso vertical, rescate, posicionamiento y espacios confinados:

proalt instalacion centro

Ejemplo de sistema instalado

En la actualidad existe una normativa general para casi todos los trabajadores en materia de Seguridad y Salud como es la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL), esta ley considera estos oficios como “actividades con particularidades”, por lo que habrá que estar a lo que dispongan las disposiciones reglamentarias del cuerpo militar, que expliquen en qué va a consistir su especial regulación.

El cuerpo militar  cuenta con un desarrollo normativo como es el Real Decreto 1932/1998, de 11 de septiembre, en el ámbito de los centros y siete establecimientos militares; Real Decreto 1755/2007, de 28 de diciembre, de Prevención de Riesgos Laborales del personal militar de las Fuerzas Armadas y de la organización de los servicios de prevención del Ministerio de Defensa, es aquí donde el departamento técnico de Proalt Ingenieria se encarga de estudiar y planificar al detalle cada trabajo realizado en éste tipo de edificios.

Hemos realizado trabajos de instalaciones de sistemas de protección para caída en altura, sistemas de protección tanto individuales como colectivos:

  • Líneas de vida horizontales flexibles (EN 795-C)
  • Líneas de vida horizontales rail (EN 795-D)
  • Líneas de vida verticales (EN 353)
  • Escalera vertical (EN 14122-4)
  • Barandilla seguridad (EN 1422-3)
  • Redes de seguridad (EN 1263)
  • Suministro y revisión de EPIS

Proporcionando a las fuerzas armadas las mejores soluciones, tanto para la protección de los edificios, como para los centros de formación en los que realizarán las prácticas en las mejores condiciones de seguridad lo que repercutirá sin duda en una misión con final feliz.

Vamos a plantearos una pregunta que a lo mejor nunca os habéis hecho:

¿Cómo se gestiona la seguridad de un gran espectáculo?

Todo espectáculo tiene su magia y esa magia comienza en el proyecto, sí, un proyecto de espectáculo, un proyecto de espacio, un proyecto de ubicación y un proyecto de logística.

Cuando el proyecto de espectáculo se ha definido, algo que puede llevar incluso años, es un trabajo igual a una superproducción de cine o teatro, sea de la envergadura que sea el proyecto en una escala menor o mayor, todo pasa por el mismo proceso y es cuando llevarlo a la realidad, hasta los ojos y la mente del publico nos lleva a dar lo mejor de cada uno de nosotros.

La mayoría de las compañías cuentan con los profesionales necesarios internamente y gestionan el proyecto, pero también cuentan con empresas de seguridad en altura externas como Proalt para colaborar en el proyecto.

Implementar en el proyecto las necesidades de trabajo en altura para la instalación, el mantenimiento y el espectáculo, resulta más fácil que tener que improvisar posteriormente, es algo que nos motiva personalmente al saber que cada vez hay mas concienciación sobre este tema y la seguridad en general.

Carpa de circo montada

¿Cuánto tiempo se necesita para montar una carpa de circo?

Realmente es complicado cuantificar ese tiempo, solo por el hecho de que estamos en el exterior y dependemos de la climatología y también del tamaño del espectáculo; pero se puede estimar desde un día hasta diez días, también tenemos que tener en cuenta la experiencia del personal y el riesgo de viento máximo (110kmh), aunque se evacuaría el circo a una velocidad inferior por seguridad; aunque contamos con los medios mecánicos necesarios para la instalación de la carpa y se han previsto los medios necesarios en el proyecto, siempre hay que contar con el personal cualificado que trabajara en altura para ajustar la campana de la carpa o terminar de coser la carpa en la parte mas alta, desde Proalt hemos hecho previamente una demostración de uso directamente con ese personal y los hemos formado específicamente en ese procedimiento.

¿Qué pasa con la normativa de cada continente?

Las normativas de cada continente, esto sí que es un verdadero espectáculo y desde Proalt colaboramos para facilitar esta tarea, si tenemos en cuenta que dependiendo del tiempo que permanezca instalado el espectáculo, puede llegar a ser considerado una estructura permanente y seria aplicable el Código Técnico de la Edificación y obviamente si estamos por debajo de ese tiempo seria una estructura temporal, la mayoría de las veces el problema no es solo la regulación sino su interpretación, pero a pesar de que en cada país existe una especificación para cada caso, nos podemos encontrar que localmente y estructuralmente exista otra regulación, pero siempre trabajamos en estar por encima o ser más restrictivos, incluso en las revisiones y certificaciones de cada sistema, llegando a marcar inspecciones en plazos mas cortos de tiempo comparados con los impuestos por normativas.

El espectáculo

Cuando vemos acrobacias aéreas en el circo es tal el espectáculo, que nos atrapa y nos hace formar parte de él y vivirlo con intensidad, ya sea desde el mas antiguo como el trapecio fijo y el trapecio oscilante donde se suspendía un “portador” y realizaba las acrobacias un “volante”, hubo un tiempo oscuro donde el espectáculo era que no había medidas de seguridad y poco a poco se introdujo la red.

Las anillas, que comenzaron a realizarse cerca del suelo, según fueron pasando los años se incrementó el riesgo al aumentar la altura para más tarde mezclarlo con la altura de suelo de nuevo para ganar más impulso y realizar otro tipo de acrobacias, a día de hoy se cuenta con medida de seguridad “invisibles”.

Acrobacia de aire con cuadrante ruso

El cuadrante ruso donde existen varios “portadores” y varios “volantes”, los “portadores” están fijos en unas plataformas formando un pentágono, están “atados” mediante sirgas y arneses “invisibles” al público y los volantes son los que realizan las acrobacias.

Los aros o liras circulares, una acrobacia que se comienza a realizar en el suelo y avanza hasta una altura considerable, es difícil implementar una solución anticaída, pero no imposible, algunos espectáculos de este genero interactúa con piscinas de agua aumentando el espectáculo y la seguridad.

Acrobacia de aire con lianas de seda

La cuerda lisa, correas paralelas, lianas de seda (van partida en dos), son disciplinas donde todas utilizan eslingas homologadas, mosquetones y ganchos giratorios los cuales deben de ser revisados antes de su uso y sus revisiones obligadas por normativa por personal suficientemente cualificado y autorizado por el fabricante. Este tipo de acrobacia cuenta con “asistentes” en el suelo; durante los ensayos y entrenamientos están todos obligados a realizarlos con una colchoneta.

Como dentro de cualquier empresa, todos deben de cumplir con un plan de prevención y unas recomendaciones en seguridad, hay que tener en cuenta de seguir con una preparación física óptima de los artistas, descansos apropiados y una buena dieta, estableciendo turnos en las actuaciones, antes de las funciones deben revisarse todos los equipos, atrezo, andamiajes y dispositivos de seguridad y de bloqueo de emergencia. Los artistas nunca deben actuar cuando estén enfermos, lesionados o tomando alguna medicación que pueda impedirles realizar su trabajo en condiciones seguras.

Desde el espectáculo de la vida, día a día estaremos trabajando para conseguir un trabajo más seguro y un día más de felicidad.

Este post va a ser algo diferente,  ya os hemos hablado de nuestra formación, ya sea en Jornadas de Formación, en el Seminario con la UCAM o nuestros propios cursos de Seguridad en Altura, Trabajos Verticales, Espacios Confinados o Rescate, pero esta vez vamos a cambiar el plural por el singular.

Esta vez os voy a hablar de lo que es recibir formación en Proalt, a nivel interno, es decir, en primera persona.

Y es que, aunque parezca que no es necesario, hasta para trabajos de oficina y logística en Proalt nos formamos en seguridad en altura para poder realizarlos debidamente y sin correr riesgos.

¿Y cómo es esta formación?

Al igual que el resto de cursos que impartimos en Proalt, es formación teórico-práctica, es decir, recibimos una parte de teoría: ley de PRL, normativa vigente según la instalación a usar, uso correcto de dispositivos, revisiones y certificados, y una parte de práctica: subir y bajar de sitios, utilizar distintos sistemas de seguridad y, sobre todo, aprender a colocarte los EPIS correctamente (no, no es tan fácil como parece).

formacion interna proalt ingenieria

Formación interna, en conocimientos teóricos, en Proalt

Por resumiros un poco, todas las formaciones en Proalt empiezan con la teoría, mediante una presentación vamos viendo los diferentes tipos de sistemas y su normativa, los EPIS, qué puede ocurrir en caso de accidente y todo esto mientras el formador va enseñando en directo lo que nos va contando con las diapositivas, es decir, es teoría, sí, pero también ves con tus propios ojos todo lo que después vas a necesitar saber y usar en la parte práctica. Por ejemplo: qué significan los símbolos que aparecen en un retráctil o las flechas de los mosquetones.

Y en la parte práctica, el inicio está claro: ponerse los EPIS. Empezando por el arnés (no todos se colocan igual), hay que aprender a ajustarlo de la forma adecuada y precisa, como dice nuestro responsable de formación: «Ni muy apretado ni muy holgado», y esto aunque a priori parezca sencillo, no lo es tanto, por eso antes de seguir, se comprueban cada uno de los arneses, para asegurar que están bien puestos. Y después el casco, siempre con barbuquejo para trabajos en altura, y las eslingas que vayamos a necesitar.

formacion interna practica proalt

Formación interna, en conocimientos prácticos, en Proalt

¿Y en qué momento recibimos esta formación?

Depende.

Cuando entra un instalador nuevo, recibe formación para trabajar con seguridad en altura. A su vez, cada cierto tiempo se hacen cursos y formaciones de reciclaje con todos los equipos de montaje, para refrescar conocimientos y aprender a usar nuevos dispositivos y técnicas de trabajo.

En mi caso, en marketing, es a lo largo del año, según las necesidades. El porqué es muy sencillo: ¿Vosotros dejaríais a un empleado o empleada acceder a sitios para que haga su trabajo sin formarlo adecuadamente? Y aún más, como en Proalt impartimos formación cada mes del año, se aprovecha cada uno de esos cursos para que el equipo mejore y se recicle.

Y ahora viene la gran pregunta:

¿Por qué una persona de oficina o logística tiene que formarse en seguridad en altura?

En Proalt somos partidarios de mejorar cada día, de ir más allá. Y eso conlleva que todo nuestro equipo está implicado en la seguridad en altura, desde el primero hasta el último.

En el caso de logística

logistica formacion proalt

Responsable de Logística de Madrid recibiendo formación de seguridad en trabajos en altura

Como os he contado antes, el personal de logística también recibe formación anual en seguridad en altura, la razón es simple: nuestro equipo de logística, tanto en Murcia como en Madrid, son los que preparan los sistemas y dispositivos. Los que después instalaremos o los EPIS que os vendemos, por lo que para poder ofrecer el mejor servicio posible deben entender que están preparando, para qué es y que dispositivos son complementarios.

Ya que como sabemos, por ejemplo, no todos los arneses sirven para todos los trabajos, hay que usar el más adecuado para la tarea a desempeñar. Lo mismo ocurre con los retráctiles, no son todos iguales y en ocasiones es hasta vital usar el correcto y apropiado.

¿Y en el caso de marketing?

marketing andamio proalt

Responsable de Marketing recibiendo formación junto a un grupo de alumnos

Todo el contenido que creamos es nuestro y está hecho por nosotros, desde este blog en el que estáis leyendo este post hasta las imágenes que veis en redes sociales. Y ello implica que aunque la mayoría las hacen nuestros equipos de instaladores, en ocasiones se hacen desde marketing. Y claro, ¿Cómo me voy a subir con una cámara a ningún lado sin tener la formación adecuada? Esto sería un sin sentido, y más trabajando en un lugar como Proalt.

Los que habéis asistido a nuestras formaciones lo podéis corroborar, en ocasiones hay una persona con una o dos cámaras grabando o haciendo fotos, que hace casi todo lo que hacéis vosotros para poder veros, aprender más y además conseguir contenido. Pues bien, esa persona soy yo.

Y a lo mejor ahora os preguntáis:

¿Y todo este post para qué?

Para nosotros, en Proalt, es muy importante la seguridad. Pero no solo de cara a los demás, no solo «de cara a la galería» como suelen decir, es importante de verdad, vivimos por y para la seguridad en altura. ¿Suena poético, no? Pero es así. Desde el primer minuto que empezamos a trabajar hasta el último, cada día, todo lo que hacemos es para prevenir accidentes, para garantizar la seguridad de futuros operarios en las distintas instalaciones que realizamos, para difundir las buenas prácticas y la prevención de riesgos laborales.

Y si hacemos todo eso por los demás, qué no vamos a hacer por nosotros mismos, por nuestro equipo. Por eso cada uno de nosotros recibe formación en prevención de riesgos laborales y en seguridad en altura, ya sea en trabajos en altura, en rescate, en verticales o en espacios confinados.

Porque aunque sobre el papel está muy bien decir que somos una empresa de seguridad. La realidad hay que demostrarla cada día, con cada cosa que hacemos, desde la instalación de una línea de vida, hasta la revisión de un retráctil o la grabación de un vídeo en un andamio.

 

En uno de nuestros artículos anteriores os hablábamos de la normativa y los dispositivos necesarios para el trabajo en altura y hacíamos especial hincapié sobre los componentes de un sistema anticaídas:

componentes sistema anticaidas proalt

Y como parte imprescindible de ello indicábamos la importancia del sistema de rescate, del cual os hablamos en este post.

Precisamente, la ejecución de un recate adecuado (en base a un procedimiento o protocolo específico, previamente definido, con los equipos y personal adiestrado necesarios), de la persona accidentada y que ha quedado suspendida del arnés a través de los elementos de conexión al dispositivo de anclaje utilizado, está ampliamente justificada para evitar en gran medida lo que se conoce cómo el síndrome del arnés, también conocido como síndrome ortostático, síndrome de aplastamiento o trauma por suspensión.

Simulación de trabajador suspendido, imagen extraída de XSPlatforms

¿Qué es el Síndrome del Arnés?

La Nota Técnica de Prevención NTP 789 emitida por el Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST), nos resume de una forma muy clara en lo que consiste.

“Se puede confirmar que el estar colgado quieto, sin movimiento, de un arnés de seguridad puede ocasionar, por sí solo, graves desarreglos fisiopatológicos. El trauma por suspensión cuenta con un cuadro patológico que puede terminar en la muerte del individuo…

En esta situación no opera el movimiento muscular de las piernas necesario para impulsar la sangre venosa hacia el corazón con lo que se produce una acumulación de la misma en las piernas debido al efecto de la gravedad y a la dificultad circulatoria impuesta por la presión ejercida por el arnés. Básicamente se producen dos efectos perjudiciales:

  • El sistema circulatorio es afectado y disminuye la presión arterial. Esto reduce la cantidad de sangre que llega al cerebro y a otros órganos vitales.
  • Hay una acumulación de toxinas en las piernas que afectará negativamente, entre otros, a la función renal.

El tiempo de permanencia en situación de suspensión e inmovilidad antes de que aparezcan síntomas relacionados con este trauma es muy corto. Como ejemplo puede servir la serie de experimentos realizados por Brinkley en los que el valor medio estadístico del tiempo de aparición de un mareo serio se situaba entre los 3,5 y 32 minutos. Esto da una idea de la importancia de fijar la atención en dos puntos:

  • Mientras se realiza el trabajo, en situación de suspensión, es necesario poder cambiar de posición las piernas para favorecer el retorno venoso. El asiento ayudará, no sólo a disminuir la presión ejercida por el arnés, sino a cambiar de postura con mayor facilidad.
  • En caso de pérdida de consciencia del trabajador en suspensión (debido a una caída, un mareo u otra circunstancia) las labores de rescate deberán llevarse a cabo en el menor tiempo posible.”

Realmente lo que sucede es que las cintas del arnés actúan como torniquete impidiendo el paso de la sangre con oxígeno a las extremidades y total o parcialmente el paso del retorno venoso de la sangre al corazón, pudiéndose producir un colapso en el trabajador que le puede llegar a provocar graves consecuencias e incluso la muerte en pocos minutos.

Fuente: XSPlatforms

¿Cómo podemos disminuir el riesgo?

Distintos fabricantes de Equipos de Protección Individual anticaídas han tenido y siguen teniendo en cuenta este riesgo para desarrollar productos que lo minimicen como por ejemplo las cintas de suspensión anti trauma, que en muchas ocasiones están diseñadas para ser adaptadas a varios tipos de arneses incluso de distintas marcas y modelos, de tamaños muy discretos y muy poco peso.

Cinta de suspensión antitrauma de XSPlatforms

Son una buena solución, ya que con una formación e información sencillas sobre su uso y mantenimiento nos pueden servir para aliviar la presión de las cintas del arnés sobre nuestro cuerpo mientras actúan los equipos de rescate planificados o simplemente esperamos a que los rescatistas lleguen para evacuar al trabajador accidentado. Si es verdad que para su uso, la persona accidentada debe de estar lo suficientemente consciente para realizar la secuencia de pasos que nos indican en sus manuales de uso.

Paso a paso del correcto uso de la cinta de suspensión, extraído de XSPlatforms

Circunstancia que no siempre es posible ya que en la propia caída o incluso como causa de la caída, los accidentados no están conscientes (traumatismos con obstáculos, golpes de calor…).

Con todo esto, una vez más podemos afirmar que todos los eslabones que componen un sistema anticaídas tienen la misma importancia para dar una solución global e integral en los trabajos en altura, pero desafortunadamente no siempre se tiene esto en consideración, es decir, no nos podemos quedar con que se soluciona la seguridad en este tipo de trabajos cuando se evita que la persona accidentada haya chocado contra el suelo u otros obstáculos, sino cuando ha sido perfectamente evacuada y puesta a disposición de técnicos sanitarios en una zona segura tal como se refleja en nuestra propia legislación:

Real Decreto 2177/2004

“…La elección del tipo más conveniente de medio de acceso a los puestos de trabajo temporal en altura deberá efectuarse en función de la frecuencia de circulación, la altura a la que se deba subir y la duración de la utilización. La elección efectuada deberá permitir la evacuación en caso de peligro inminente…”

En este artículo vamos a centrarnos en la planificación y acceso a los espacios confinados de una forma práctica, al igual que hacemos durante nuestras formaciones teórico-prácticas en los cursos que impartimos en Proalt.

En la mayoría de artículos y post se centran en los tipos de espacios confinados y los riesgos de una forma genérica, pero hay poca información sobre una parte importante del proceso: LA PARTE PRÁCTICA = EJECUCIÓN

La importancia de una buena planificación

Lógicamente, cada trabajo y cada zona requiere de un estudio previo y una buena planificación al más mínimo detalle, ya que los riesgos en este tipo de trabajos son muy graves para tomárselos a la ligera, de ahí que los accidentes en espacios confinados sean tan llamativos y tengan tanta repercusión mediática por las graves consecuencias sufridas por los trabajadores.

Una buena planificación debe y tiene que contemplar las siguientes tareas o aspectos a tener en cuenta:

  1. Evaluación de riesgos previa y procedimiento de trabajo.
  2. Documentación previa de los intervinientes.
  3. Permiso de trabajo.
  4. Control de acceso o entradas a la zona de trabajo. Medios humanos/responsabilidades.
  5. Equipos de Protección Colectiva e Individuales (EPI) específicos.
  6. Medios auxiliares: plataformas de acceso, plataformas de trabajo, escaleras, maquinaria y herramientas específicas para el trabajo a realizar. ATEX.
  7. Aislamiento y enclavamiento del espacio confinado.
  8. Medición y evaluación de la atmósfera interior de forma continuada
  9. Acondicionamiento del espacio confinado.
  10. Retén o equipos de rescate y/o evacuación. Simulacro previo de rescate y evacuación.
  11. Autorización de ingreso al espacio confinado.

Una vez realizados, preparados y listos todos estos puntos descritos anteriormente, ya podemos acceder con seguridad al interior del espacio confinado para realizar los trabajos.

En caso de no realizar una buena planificación y/o no contar con los medios humanos y materiales necesarios puede conllevar a que se produzca un incidente o accidente y posterior caso de emergencia de rescate, por lo que los equipos de intervención, servicios de emergencia o profesionales tienen que actuar de forma rápida y segura en el menor tiempo posible, no asegurando que lleguen a tiempo hasta el accidentado porque tienen que realizar el trabajo previo que no se ha hecho con anterioridad: Organización, montaje de accesos, plataformas y/o puntos de anclaje seguros, sistemas de elevación/descenso,…

Ejemplo de equipo de rescate

Esto supone un riesgo muy alto el que tienen que asumir los miembros del equipo de rescate por no realizar adecuadamente una buena planificación y ejecución de los trabajos con anterioridad.

Ejecución Práctica

En este apartado vamos a desglosar, de manera no exhaustiva y de la forma más práctica posible algunos de los puntos descritos anteriormente.

Tras realizar previamente una evaluación de riesgos y/o procedimiento de trabajo específico redactado por un técnico en Prevención de Riesgos Laborales y comprobación de la documentación exigida a las empresas y trabajadores (curso teórico-práctico en Espacios Confinados), se procederá a redactar el Permiso de trabajo.

Permiso de trabajo. Medios humanos/responsabilidades.

Documento interno de la empresa donde se autoriza o permite la realización del trabajo a realizar, con una duración es determinada y reflejando los intervinientes con nombre y firma.

Centrándonos en el equipo humano, debe contener nombres y apellidos, así como sus responsabilidades dentro de la actuación a realizar:

  • Supervisor del trabajo: Es el responsable máximo de que el trabajo se realice en condiciones seguras. Nombrado como recurso preventivo debe disponer del nivel básico de prevención de riesgos laborales (60H) más formación específica de seguridad en espacios confinados.
  • Vigilante del espacio confinado: En el nexo de unión entre los trabajadores que entran y los que permanecen fuera y algunas de sus funciones son las siguientes:
    • Mantiene contacto continuo con las personas que trabajan en el interior del espacio confinado.
    • Nunca puede dejar la vigilancia mientras existan personas trabajando en el interior.
    • Debe conocer los procedimientos de emergencia y rescate y disponer de un sistema de comunicación de alarmas.
    • Mantiene la lista y recuento de todas las personas que están en el espacio confinado.
  • Trabajador entrante / ejecutante: Operario encargado de realizar los trabajos en el interior del espacio confinado siguiendo las instrucciones del Permiso de trabajo, evaluación de riesgos y procedimientos de trabajo específicos y bajo la dirección del Supervisor. Debe disponer de formación teórico-práctica en espacios confinados.
  • Equipo de emergencia y/o evacuación o retén de rescate: Personal técnico especializado con formación específica de rescate vertical y espacios confinados, listo para intervenir en caso de emergencia o necesidad.
  • Etc.
PROALT - EQUIPO HUMANO EN ESPACIO CONFINADO

Formación en Espacios Confinados impartida por Proalt

De forma práctica, las obligaciones de los implicados en el Permiso de Trabajo deben ser las siguientes:

Supervisor:

  • Asegurar el equipo/recinto (cegar, drenar, vaporizar, ventilar,…)
  • Comprobar atmósfera (O2, explosividad, tóxicos)
  • Señalizar e impedir entradas no autorizadas
  • Autorizar el Permiso de Trabajo
  • Comprobar periódicamente las condiciones

Ejecutante:

  • Comprobación de EPI, equipos y herramientas
  • Disponer de medios de ventilación e iluminación
  • Disponer de medios de protección respiratoria
  • No iniciar el trabajo sin la aprobación del Permiso de Trabajo
  • Realizar el trabajo en las condiciones fijadas

 Equipos de Protección Colectiva e Individuales (EPI) necesarios.

Se han de utilizar equipos específicos para el trabajo a ejecutar y las condiciones del espacio donde queremos entrar. No todos los EPI son iguales, ni sirven para la misma función, existen equipos específicos y adaptados a los espacios confinados.

Para empezar, tenemos que identificar qué tipo de acceso hay al recinto para poder elegir/adaptar los EPI que mejor se adapten.

Ejemplos:

  • Accesos verticales/horizontales:

Si el acceso es vertical se podrá utilizar un trípode con torno, anticaídas o rescatador, el cual realizará las funciones de asegurar el acceso y de rescate en caso de emergencia. Por el contrario, si es horizontal no se puede utilizar el trípode, este vuelca con cargas descentradas, debiendo establecer un sistema de aseguramiento y evacuación mediante dispositivos aseguradores, rescatadores o polipastos anclados a puntos seguros enfrentados a la boca de acceso. Cada acceso es diferente y tenemos que adaptar los equipos al espacio.

formacion practica espacios confinados proalt

Formación práctica en Espacios Confinados en las instalaciones de Proalt

  • Ambientes/atmósferas peligrosas:

Hay que diferenciar la existencia de O2 de las sustancias tóxicas en el ambiente, ya que en caso de no haber Oxigeno se tendrá que entrar con un equipo aislante como puede ser un equipo respiración autónoma o semiautónoma, mientras que si en el ambiente hay tóxicos pero tenemos una concentración aceptable de oxigeno respirable (≥ 20,5%), podríamos entrar con equipos filtrantes compuestos por mascarillas y filtros específicos al tóxico al que nos vamos a enfrentar. 

Personal con mascarillas y dispositivos necesarios para acceder a una atmósfera peligrosa

Aislamiento y enclavamiento del espacio confinado

Un aspecto fundamental es aislar la zona de trabajo de manera que nos aseguremos de que todas las conexiones, conductos, tuberías y demás elementos que actúan en el espacio confinado queden totalmente cerradas y bloqueadas físicamente, de forma que no se pueda poner en marcha de forma involuntaria, es decir, hay que realizar un enclavamiento físico con bridas, candados de llave única,… y por supuesto con etiquetas y cartelería de peligro, no conectar, gente trabajando, … elementos que tienen que ser eliminados o rotos para poder activarlo o ponerlo en marcha.

Ejemplo de cierre de un espacio, se debe romper la cadena y abrir el candado para acceder

El bloqueo de los diferentes cuadros, llaves de paso y demás elementos puede servirnos para controlar las personas que están actuando en el recinto mediante la consignación y bloqueo de los sistemas con candados de llave única, también conocidos como LOTO. Cada candado corresponde a una persona, por lo que si hay 2ud significa que hay 2 personas actuando en el mismo recinto. El último operario en terminar la tarea elimina el candado y quita el bloqueo.

Medición y evaluación de la atmósfera interior de forma continuada

Para una correcta medición de la atmósfera interior es necesario realizarlo con el equipo específico adecuado y  debe estar calibrado anualmente.

Los equipos más utilizados y conocidos son los detectores de gases portátiles (comúnmente conocidos como explosímetros), los cuales pueden medir un solo gas (monogases: oxígeno =O2 – sulfhídrico = H2S) o pueden ser mitigases (4 gases normalmente). Podemos distinguirlos fácilmente por el número de sensores (circulitos) que disponga el equipo en su parte frontal.

Para una correcta medición de la atmósfera, se ha de medir en diferentes alturas del recinto ya que en la parte inferior puede haber un aire muerto y en la parte superior un aire bueno. También es importante medir en los rincones y encuentros con tuberías, etc.

Debemos recordar que el que exista un buen aire en la entrada no significa que también lo sea en el fondo.

Medición atmósfera a diferentes alturas

 El orden de medición desde el punto de vista de la seguridad será el siguiente:

1º Medición de oxígeno (O2)

2º Explosividad

3º Toxicidad

En su parte práctica empezaremos por medir con el detector de gases en las siguientes zonas:

  1. Antes de abrir el recinto (precaución con las aperturas de las bocas o puertas, al abrir los gases salen al exterior afectando a los trabajadores que están realizando la apertura).
  2. Una vez abierto el acceso
  3. En diferentes alturas y zonas (según la morfología y tipo de espacios confinados)
  4. Posteriormente de forma continuada y a intervalos de tiempo hasta finalización de los trabajos (el ambiente puede cambiar, remover lodos, productos de limpieza,…)
  5. Los operarios que accedan al interior deben portar un detector de gases portátil lo más próximo a las vías respiratorias (mismo principio: buen aire arriba y mal aire por bajo)

Acondicionamiento del espacio confinado

Una vez producida la medición y conocer el tipo de atmósfera y su concentración, debemos tomar la decisión de entrar o no en el recinto y con qué equipos lo hacemos:

  • Si no tenemos problema de oxígeno, sin explosividad y sin tóxicos podremos entrar sin ninguna protección respiratoria (siempre es conveniente tener un equipo ERA o equipo de escape en caso de emergencia).
  • Con problemas de tóxicos pero con aire y explosividad correctos, entraremos con mascarilla filtrante, cuyo filtro será el indicado para el tóxico a inhibir.
  • Con problemas de oxigeno pero con explosividad dentro de los límites, entraremos con equipo aislante (equipo de respiración). Los tóxicos en este caso no son vinculantes al utilizar un equipo que nos aísla de la atmósfera interior, nosotros llevamos nuestro aire limpio)
  • Con problemas de explosividad/incendio, no podremos entrar (solamente se puede entrar en casos muy concretos, con los medios y herramientas adecuados: ATEX)

Entonces surge la pregunta ¿en caso de explosividad o incendio no podemos entrar al recinto?, la respuesta es no, hasta que no se modifique la atmósfera mediante ventilación, extracción de gases o incluso aporte de gases no inflamables que rebaje la concentración en la atmósfera y por consiguiente el riesgo de explosión o incendio.

Siempre que podamos actuaremos en la atmósfera interior, ventilando todo lo posible, extracción de aire e incluso aportando gases inertes para desplazar a los que hay en el interior con el fin de adaptar el ambiente interior a las mejores condiciones posibles. Siempre han de prevalecer las protecciones colectivas frente a las individuales (mejor trabajar sin mascarilla o equipo de respiración).

Para realizar una buena ventilación tendremos que recurrir en la mayoría de los casos a una ventilación forzada, ya que la ventilación natural no suele ser ineficaz, para lo cual se requiere de un estudio pormenorizado del volumen, caudales, generación de contaminantes en la zona de vertido,…

  • Con gases más densos = Extracción desde el fondo
  • Con gases menos densos = Impulsión al fondo

Las claves para una correcta ventilación debe abarcar todos los puntos, el aire introducido debe ser de calidad (no podemos poner el equipo próximo a fuentes de combustión o gases como motores, salidas de ventilación, venteos,… porque el aire viciado lo introduciremos en nuestro recinto). Se comprobará continuamente la calidad de la atmósfera antes de entrar en el recinto.

Importante: Está totalmente prohibido ventilar con oxígeno. Oxígeno = Explosión.

En los trabajos en caliente donde haya combustión, emisión de contaminantes o gases se realizará una extracción forzada localizada en esos puntos concretos y nunca aporte de aire ya que favoreceríamos la combustión y/o esparcimiento de los gases por el resto del recinto.

Ejemplo de rescate en espacio confinado

Retén o equipos de rescate y/o evacuación. Simulacro previo de rescate y evacuación

Los equipos de rescate o evacuación dependerán del tipo de espacio confinado, su peligrosidad, la duración de los trabajos, etc. Para pequeñas intervenciones se puede utilizar equipos de evacuación, escape o auto-salvamento los cuales disponen de 15min. para salir del espacio confinado en caso de necesidad o emergencia.

Para intervenciones más complejas y de larga duración es posible que sea necesario un retén de rescate o equipo de intervención preparado y listo para entrar en acción en caso de emergencia, siendo conveniente y recomendable realizar un simulacro previo en la misma zona de trabajo para detectar, identificar y subsanar las posibles complicaciones e imprevistos que puedan surgir.

Para ampliar información sobre los sistemas y métodos de rescate puedes consultar nuestro post donde hablamos de la importancia del rescate en los trabajos en altura.

Formación en Espacios Confinados

Como hemos expuesto anteriormente, los trabajos en el interior de los espacios confinados requieren de un estudio previo exhaustivo y pormenorizado, ajustado a los condicionantes del recinto y los trabajos a realizar.

Para trabajar con seguridad en el interior de un espacio confinado es fundamental una formación teórico-práctica específica suficiente y adecuada. En Proalt Ingeniería impartimos cursos eminentemente prácticos donde los alumnos adquieren las habilidades técnicas para desenvolverse con seguridad en este tipo de ambientes, contando con los equipos y sistemas más adecuados a cada tipo de trabajo en unas instalaciones acondicionadas con espacios confinados de diferentes tipos (acceso vertical y galerías horizontales)  e impartidos por personal técnico especialista con más de 20 años de experiencia en la formación de profesionales y equipos de rescate.

Para más información de nuestros cursos puede visitar el apartado de formación de nuestra web, nuestras redes sociales o solicitar información a través de nuestro formulario de contacto.