Últimamente por la situación actual que estamos viviendo en todo el mundo debido al Covid-19 se está hablando mucho del término «EPI» (Equipo de Protección Individual), ya que tanto los profesionales sanitarios como el resto de la población debemos llevar elementos de protección de cara a no continuar con la expansión del virus.

En este artículo queremos aclarar algunas dudas con respecto a los elementos que se consideran EPIs y a los que no.

¿Qué es un EPI?

Según el Artículo 2 del Real Decreto 773/1997 un EPI es «cualquier equipo destinado a ser llevado o sujetado por el trabajador para que le proteja de uno o varios riesgos que puedan amenazar su seguridad o su salud, así como cualquier complemento o accesorio destinado a tal fin»

¿Qué elementos son considerados como EPI?

El propio R.D. 773/1997 nos indica algunos de los elementos que pueden ser considerados como EPIs a la hora de realizar trabajos, atendiendo a la zona del cuerpo que protegen, por ejemplo tenemos los siguientes:

Ejemplos de Tipos de EPIs, elaborado por Proalt

  • Protectores de la cabeza:
    • Cascos de seguridad
    • Cascos contra choques e impactos
  • Protectores del oído:
    • Orejeras
    • Tapones
    • Cascos antirruido
  • Protectores de los ojos y de la cara:
    • Gafas de montura universal
    • Gafas de montura integral
    • Pantallas para soldadura
  • Protección de las vías respiratorias:
    • Equipos filtrantes de partículas
    • Equipos filtrantes de gases y vapores
    • Equipos de submarinismo
  • Protectores de manos y brazos:
    • Guantes contra las agresiones mecánicas
    • Guantes contra las agresiones químicas
    • Guantes contra las agresiones de origen eléctrico
  • Protectores de pies y piernas:
    • Calzado de seguridad
    • Calzado de protección contra el calor o contra el frío
    • Calzado frente a la electricidad
  • Protectores del tronco y el abdomen:
    • Chalecos contra las agresiones mecánicas
    • Chalecos contra las agresiones químicas
    • Chalecos salvavidas
  • Protección total del cuerpo:
    • Equipos de protección contra las caídas de altura
    • Cinturones de sujeción
    • Arneses

¿Qué elementos no son considerados como EPI?

Como hemos podido ver en el listado anterior, los EPI son aquellos elementos que protegen de amenazas inherentes al trabajo a realizar, como puede ser un arnés para un trabajador en altura o un guante no conductor de la electricidad para un electricista.

Ejemplos de lo que no son EPIs, elaborado por Proalt

Con esto podemos saber cuáles son los elementos que se excluyen de los considerados como Equipos de Protección Individual, a continuación ponemos algunos ejemplos:

  • Ropa de trabajo o uniformes que no estén destinados a proteger la salud o integridad física del trabajador
  • Los equipos de los servicios de socorro y salvamento
  • Los equipos de protección de los militares, policías y personal de los servicios de mantenimiento del orden
  • Los equipos de protección individual de los medios de transporte por carretera
  • El material de deporte
  • El material de autodefensa o disuasión
  • Los aparatos portátiles para la detección y señalización de los riesgos

Entonces, ¿cómo diferencio lo que es un EPI y lo que no?

Esta es la pregunta crucial, ¿cómo podemos diferenciarlos?

Para poder distinguir lo qué es un EPI de lo que no lo es, os proponemos que respondáis mentalmente a las siguientes cuestiones:

  1. ¿Lo necesito para trabajar?
  2. ¿Pongo en riesgo mi salud si no lo llevo?
  3. ¿Únicamente lo llevo en el trabajo?

A continuación os lo mostramos con un diagrama:

Diagrama «Cómo identificar un EPI», elaborado por Proalt

Os vamos a poner de ejemplo las mascarillas quirúrgicas o de tela, que es algo que suscita muchas dudas a diario en prevención.

  1. ¿Lo necesito para trabajar? Sí (pasamos a la siguiente pregunta)
  2. ¿Pongo en riesgo mi salud si no lo llevo? Sí (pasamos a la siguiente pregunta)
  3. ¿Únicamente lo llevo en el trabajo? No, luego no es un EPI.

Es importante diferenciar en este caso entre las mascarillas quirúrgicas o de tela que llevamos los ciudadanos y las que puede necesitar un médico (para protegerse frente a los pacientes) o un pintor (para protegerse frente a los vapores de la pintura).

¿Cómo puedo saber que EPIs debo llevar para realizar mi trabajo?

Cada trabajo lleva consigo sus propios riesgos y el Equipo de Protección Individual a usar para evitarlos en cada trabajador. Por nuestra actividad, nosotros nos vamos a centrar en el ejemplo de un Montador de Andamios.

La Fundación Laboral de la Construcción de España ha desarrollado el proyecto «Línea Prevención» donde en algunos casos se puede ver los EPIs necesarios según el oficio que tiene el trabajador, para el caso de Montador de Andamios, tenemos lo siguiente:

  • Protección de la cabeza: Casco (EN 397 + A1), con barboquejo.
  • Protección de manos: Guantes (EN 388), con resistencia a la abrasión y al rasgado.
  • Protección ocular: Casco con protección ocular o gafas, la clase de óptica necesaria dependerá del tiempo de uso.
  • Protección de pies y piernas: Calzado de seguridad (S3), y a ser posible botas.
  • Protección auditiva: Tapones (si existe alto nivel de ruido provocado por el propio trabajador).
  • Protección anticaídas: Arnés, conector y anclaje compatibles entre sí.

En Proalt Ingeniería estamos especializados en la distribución y asesoramiento de Equipos de Protección Individual para trabajos con riesgo de caída, como trabajos en altura o trabajos verticales. Contacta con nosotros si necesitas adquirir un EPI para realizar tu trabajo con la mayor seguridad posible.

El verano, como contamos en este post, conlleva sus propios riesgos, ya que es una época en la que estamos más tiempo en la calle y expuestos a diferentes variables.

Hoy queremos explicaros algunos de los primeros auxilios que nos pueden ayudar en el caso de tener un imprevisto o accidente durante nuestro trabajo o en las vacaciones de verano.

Problemas propios del verano y cómo evitarlos

Cortes de digestión

Síntomas: Cuando se produce un corte de digestión es porque la temperatura exterior baja bruscamente y provoca que el cuerpo deba redistribuir la sangre a la piel, esto puede hacer que baje la tensión y se llegue a perder el conocimiento.

Recomendaciones: En el caso del verano, suele suceder al entrar al agua, por lo que se recomienda ir haciéndolo poco a poco para que el cuerpo se habitúe y adapte a la nueva temperatura.

Sobreexposición al sol

Síntomas: El estar expuesto al sol puede conllevar a corto plazo quemaduras en la piel, provocar dolores de cabeza o insolaciones, mientras que a largo plazo puede ser la causa de algunos tipos de cáncer.

Recomendaciones: En primer lugar, evitar las horas de más sol y calor, usar un protector de piel adecuado y en el caso de la vista, se recomienda usar gafas de sol homologadas.

Consumir alimentos en mal estado

Síntomas: Podemos tener problemas en la digestión provocados por consumir alimentos a los que haya dado demasiado el calor, como por ejemplo salsas o productos hechos con huevo.

Recomendaciones: Llevar siempre una nevera con hielos o congelantes para mantener los alimentos correctamente refrigerados, en caso de sufrir una indigestión grave acudir a un profesional sanitario.

Picaduras de insectos o de medusas

Síntomas: Inflamación y picazón en la piel provocados por la picadura de un insecto (ya que en verano abundan en algunas zonas) o la rozadura con el tentáculo de una medusa al bañarnos.

Recomendaciones: En el caso de los insectos, intentar usar siempre repelente y lociones que eviten las picaduras y sus posibles complicaciones, para las medusas se debe limpiar la zona donde se ha producido la rozadura con agua salada y aplicar frío, en ocasiones es conveniente llevar productos que reducen la inflamación.

Conjuntivitis provocada por las lentillas

Síntomas: Las personas que utilizan lentillas y realizan deportes acuáticos como natación o buceo pueden llegar a sufrir conjuntivitis derivada del uso de lentillas, esto provoca que el ojo se enrojezca y puede derivar en una infección grave.

Recomendaciones: Usar siempre gafas de buceo o de natación para evitar el contacto entre el ojo, la lentilla y el agua de mar o piscina.

El verano es para disfrutarlo y por eso queremos que la Prevención de Riesgos vaya más allá del entorno laboral, para los trabajos en altura y con riesgo de caída podéis contar con nosotros, pero para lo demás queremos poder ayudaros a hacer las cosas con seguridad y evitando riesgos.

 

Con la llegada del calor y del buen tiempo, vuelve la gente a las playas y las piscinas, y con ella, una figura muy importante que garantiza nuestra seguridad en cada baño: el socorrista.

El trabajo de socorrista, que a simple vista puede parecer un trabajo relajado, no lo es para nada, ya que las tareas en sí pueden conllevar riesgos para el trabajador, tanto físicos como psicosociales.

En la siguiente infografía que hemos desarrollado se pueden ver algunos de los riesgos físicos a los que están expuestos los socorristas y las recomendaciones más comunes para evitarlos, sobretodo los que trabajan vigilando las piscinas, entre estos riesgos se pueden encontrar:

  • Riesgo eléctrico, al usar aparatos conectados a la corriente para limpiar la piscina
  • Riesgo de caída al mismo nivel o a un nivel inferior, por andar en zonas húmedas en el primer caso o al acceder a la depuradora en el segundo
  • Las condiciones ambientales también son un factor de riesgo ya que tras largas jornadas se puede sufrir una insolación si no se lleva la indumentaria adecuada
  • Riesgo a estar expuesto a agentes químicos o biológicos, como el cloro de la piscina o las bacterias que pueden aparecer en los entornos húmedos como las piscinas

Como se ha comentado antes, también existen riesgos psicosociales inherentes a dicha profesión ya que en ocasiones se pueden presentar situaciones de estrés debido a la responsabilidad que implica el puesto, donde se debe permanecer en atención y vigilancia constante para garantizar la seguridad de los usuarios, en algunas ocasiones se pueden producir enfrentamientos con los bañistas, los cuales no siempre reciben las advertencias de las normas con buen carácter.

Por último, no hay que olvidar que en la mayoría de los casos los que ejercen la labor de socorrista pertenecen a una empresa secundaria, y no a la propietaria del establecimiento, y esto hace obligatorio la implantación de mecanismos de coordinación según recoge el Real Decreto 171/2004.

PRL en la construcción de invernaderos: ¿Cómo acabar con el riesgo de caídas en altura?

España es el segundo país del mundo con más superficie de invernaderos, tan sólo superado por China, lo que hace que hablemos de un entorno de trabajo muy extendido en nuestro país.

Si China alberga más de 82.000 hectáreas, España la seguía en 2018, con casi 70.000 hectáreas, son los dos primeros países del mundo en cuanto a superficie agrícola dedicada a la producción hortofrutícola en invernadero permanente.

En España, se empezaron a construir a finales de los años 70 en Murcia, Alicante, Granada y, especialmente, en Almería.

Según la Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos (ESYRCE), en España, la superficie destinada al cultivo en invernadero supera las 69.000 Ha declaradas, lo que supone un 0,14% sobre el total de las tierras de cultivo en 2019.

El campo, un problema real

La precariedad y la eventualidad están en la base de los accidentes: un 56% de los accidentes se produce entre trabajadores que tienen un contrato temporal y un 62 % entre trabajadores con una antigüedad en el puesto inferior a un año (Fuente: “porexperiencia.com” por Alberti Valle).

El montaje que véis en la fotografía es un montaje de un tipo de raíl deslizante fijado a la estructura del canalón que cumple con la normativa EN 795 y es válido conforme a las normativas de PRL y nuestros Reales Decretos.

“En el campo está instalada la cultura de que cuando uno está malo se va a casa, no trabaja, no cobra y punto.”

Con este dato podemos imaginar la cantidad de construcciones de invernaderos que quedan desreguladas,así como la cantidad de trabajadores que:

  1. Se dedican a la construcción de los mismos
  2. Trabajan en tareas de mantenimiento de los mismos
  3. Realizan su trabajo en las inmediaciones de los mismos.

La triste correlación entre precariedad laboral y accidentes de trabajo

“Le imputan un homicidio imprudente después de que la víctima se precipitase desde más de tres metros de altura, cayéndole encima un rollo de plástico de 100 kilos.”

Debido a la precariedad laboral que todos conocemos, ya que es una realidad en el campo, también podemos imaginarnos que salvo los que se dedican a la construcción de los mismos, todos pasan por realizar tareas de mantenimiento sobre los mismos.

¿Qué queremos decir con esto?

A lo largo de este artículo nos gustaría enlazar el significante invernadero con el verdadero significado que éstos entrañan: el riesgo de caídas a distinto nivel.

¿Existe legislación vigente en cuanto a la realización de trabajos en invernaderos?

El Subgrupo de “Trabajos en invernaderos” fue creado por el Grupo de Trabajo “Sector Agrario” de la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, con objeto de analizar los problemas específicos que afectan a la seguridad y salud de los trabajadores que desarrollan su actividad en los invernaderos.

Te recomendamos leer la Guía para la vigilancia de la salud entre los trabajadores del sector agrario, publicada por Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud y la Comisión Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo en el año 2013.

Las empresas del sector agrícola presentan peculiaridades que precisan de una respuesta adaptada de los servicios de prevención para el desarrollo y planificación de actividades de vigilancia de la salud:

  • Variabilidad del número de trabajadores a lo largo del año con incrementos puntuales por campaña
  • Contratos de personal eventual de escasa duración
  • Distribución o dispersión geográfica

Que este tipo de lugar de trabajo sea declarado como de riesgo se debe a que:

  1. Deberían ser tratados como ‘obras de construcción’ al trabajo de este tipo de asociaciones y grupos de trabajo que denuncian las condiciones y ayudan a regular el sistema.
  2. Sólo el hecho de que los trabajadores tengan que realizar mantenimientos sobre los invernaderos suponer que éstos deberían de utilizar medios auxiliares de acceso.

Como vemos, por un lado, existen particularidades derivadas del trabajo en el campo, pero además, si nos centramos en lo que realmente nos interesa dentro de la prevención de los trabajos en altura en el campo, nos damos cuenta de que la legislación que atañe a este tipo de construcciones no es otra que los Reales Decretos que acompañan a los responsables de la construcción de estructuras y edificios.

El montaje de la estructura de un invernadero ¿Es una obra de construcción?

Desde hace ya varios años existe un debate abierto que trata sobre cómo debería ser considerada la construcción de invernaderos metálicos, a medida o de los que todos conocemos como su gran tamaño.

Muchas veces no se quiere admitir, pero si nos ceñimos a la normativa, está claro que deben considerarse como ‘obra mayor’ y por tanto deben contar con el permiso lícito de las autoridades competentes, a la par que llevar asociado:

  • Proyecto de obra
  • Plan de Seguridad y Salud
  • Planificación de los trabajos, contratas, subcontratas y la especificación de sus trabajos
  • Documentación sobre la adecuación de la formación y datos de los trabajadores, intervinientes, recursos preventivos, etc.

Los invernaderos agrícolas conllevan la solicitud de licencia de ejecución de obras de edificación de nueva construcción de invernaderos y almacenes agrícolas en suelo no urbanizable.

Para poner fin al debate, en el año 2018 se realizó una consulta a la Inspección Provincial del Trabajo y Seguridad Social de Murcia, la cual vamos a reproducir a continuación, para no andar interpretando la información.

Debemos remontarnos a la carta que remitió la Inspección Provincial del Trabajo y Seguridad Social de Murcia a fecha de 21 de febrero del año 2018.

El destinatario fue Dña. Mª Teresa Galindo Muñoz, del Colegio Oficial de Ingenieros Técnicos Agrícolas y Grado de Agronomía de la CARM (Murcia).

Esta es la transcripción de la carta recibida ante su pregunta a la institución.

“Con fecha 26 de octubre de 2017, tiene entrada en la Inspección de Trabajo de Murcia, consulta planteada por ese organismo, en relación a la consideración del montaje de invernaderos como obra de construcción; así como respecto de las obligaciones que, en su caso, ello implicaría para cada una de las empresas que intervengan en la ejecución de los citados trabajos. Al respecto, me cumple informarle:

El art. 2.1. a) del R. D. 1627/97 de 24 de octubre por el que se aprueban las disposiciones mínimas de seguridad salud en obras de construcción, define las mismas como “cualquier obra, pública o privada, en la que se efectúen trabajos de construcción o ingeniería civil cuya relación no exhaustiva figura en el anexo I”.

Anexo I, que en su apartado d), incluye como obra de construcción, “el montaje y desmontaje de elementos prefabricados “; y en el apartado k) del mismo, se incluyen en el citado concepto los trabajos de “mantenimiento”.

En los mismos términos se pronuncia en apartado a) del art 3 de la Ley 32/2006 de 18 de octubre reguladora de la Subcontratación en Obra de Construcción.

escalera para subir cenit parte de arriba de un invernadero

Los invernaderos, por tanto, se consideran una construcción, y por tanto, durante los trabajos de levantamiento e instalación se deben de cumplir las exigencias de la LPRL y el R. D. 1627/97 de 24 de octubre que hemos citado anteriormente.

Cómo hacer realidad la prevención de riesgos en el campo

Es extremadamente importante que tengamos en cuenta, desde cualquier sector en el que nos sintamos más identificados, público, privado, entidades de inversión, financiación o cualquier departamento, que la realidad del campo, si sigue siendo la precariedad laboral, no va más que a traer quebraderos de cabeza debido a los múltiples accidentes que se producen en cada uno de los puntos más delicados, como pueden ser en este caso al que nos referimos, la altura en la construcción de invernaderos.

Dado que nosotros no somos expertos en la prevención de riesgos aplicada al sector agrario, si te interesa este tema te invitamos a consultar el siguiente enlace hacia la página web del Instituto de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Erradicar los accidentes causados por trabajos en altura es una prioridad, o al menos debería serlo de cara a poder esquivar inspecciones de trabajo negativas y malas prácticas que pongan en entredicho la labor de las empresas, tanto las responsables de construir estos módulos de invernadero, así como las empresasa agrícolas responsables del entorno de trabajo y de sus trabajadores.

Raúl Moreno, Ingeniero Jefe en Proalt Ingeniería

Si en algo somos especialistas, es en la erradicación de accidentes en zonas declaradas como zonas de trabajo en lugares elevados (>2 metros de altura), y ello engloba también a los invernaderos.

Si quieres que alguno de nuestros técnicos te explique por qué deberías implementar alguno de los sistemas de amarre o carril de enganche para los trabajadores que se hallen realizando, ya sea durante la construcción, así como en cualquier fase del mantenimiento en este tipo de estructuras, ten por seguro que podemos asesorarte para cualquier tipo de duda.

Qué es el A+A Plus

La feria de la prevención A+A se celebra entre los días 5 y 6 de Noviembre en Dusseldorf, Alemania y está especialmente enfocada al mercado de la prevención de riesgos, la presentación de nuevas marcas de protección individual y seguridad en el trabajo.

Nuestra labor es estar cada día cerca de las personas que trabajan en distintos entornos laborales y conocer de primera mano nuevas ideas, soluciones y técnicas para evitar accidentes.

● ¿Quienes somos? Conóce a nuestro equipo técnico.

El A + A, también conocido como ‘aplusa‘ ofrece una verdadera feria internacional con una enorme lista de marcas que exhiben sus marcas y nuevos inventos.

Los riesgos laborales conciernen a los empleados y a las empresas, a las personas y a los valores.

feria seguridad industrial

Fuente: A+A

eventos prevencion riesgos industriales

Fuente: A+A

Se trata de un evento líder en donde se juntan algunas de las mejor marcas del sector y que mueve a cientos de personas en representación de distintas fábricas, distribuidores y comerciales técnicos, además de profesionales del la comunicación y la información.

Los expositores, desde pequeñas empresas hasta actores globales, presentan una notable cartera de productos, soluciones y conceptos innovadores, que abren los ojos y las puertas a nuevas formas de hacer las cosas.

 

La industria de la seguridad está demostrando ser una de las industrias más innovadoras y que invierten en tratar de no hacer «lo de siempre», a sabiendas de que el mercado es cada día más exigente.

Nuestros técnicos Salvador Carmona y Raúl Moreno estarán hoy recorriendo las calles de este evento anual.

Un evento global en donde podemos conocer nuevos productos de los principales fabricantes europeos

salvador carmona arquitecto tecnico proalt

a plus a dusseldorf 2019

¿Quiénes son los interesados en este tipo de eventos?

En el A+A podemos encontrar a: