Te contamos las últimas novedades sobre la protección y seguridad en trabajos en altura.

Ferias, congresos, trabajos, curiosidades, técnicas de trabajo, nuevos dispositivos de seguridad, anclajes de seguridad, normativa, PRL, etc.

Ascenso por cuerda fija

Material necesario para el ascenso por cuerdas fijas

Te contamos a continuación cuál es el material básico que necesitas para realizar tareas de ascenso por cuerda.

Arnés de seguridad

El arnés de seguridad es imprescindible para subir por una cuerda con seguridad.

No olvides que los trabajos verticales no tienen nada que ver con el deporte, la competición ni mostrar ningún tipo de proeza o capacidad, sino que se trata de ascender por una cuerda de la manera más eficiente, segura y práctica para evitar cualquier tipo de exposición al peligro por parte del trabajador.

Cuerdas

Las cuerdas de seguridad para trabajos verticales están compuestas de lo que llamamos alma y la parte externa fabricada con material sintético textil que se conoce comúnmente como camisa.

Bloqueadores de mano o puño

“Subes uno, bloqueas, subes otro, bloqueas, hop hop hop”

Lo que conocemos como dispositivos bloqueadores de mano como el puño no están preparados para detener un factor de caída, pero si se usan para subir por una cuerda sin hacerlo a pulso.

Estos equipos se fabrican conforme la normativa EN12841B. Te recomendamos que lleven una empuñadura cómoda, por ejemplo, de caucho o goma, porque tendrás que hacer mucha fuerza para ir progresando por la cuerda fija.

Si ves la siguiente inscripción, EN567 cuerda 8-13mm uso deportivo, ya sabes que no se recomienda para trabajar en altura, sin embargo, los equipos que se fabrican con la homologación EN12841B están diseñadas para trabajar con cuerdas de mínimo 10-13mm de uso profesional.

Un buen ejemplo de este tipo de dispositivos es el puño JUMAR o el de la marca PETZL.

Sistema de bloqueo de pecho

Se trata de dispositivos que permiten bloquear automáticamente la cuerda en caso de choque o gran aceleración provocado por una caída violenta.

Un buen ejemplo sería sistema de bloqueo para el pecho “croll” de la marca PETZL o el Wind Up Titan de la marca Edelrid.

¿Cómo se utiliza exactamente el croll?

Podemos utilizarlo como complemento de un puño de ascensión para ir subiendo la cuerda con un plus de seguridad anticaída.

Se compone de una leva o pieza dentada para enganchar fuertemente la cuerda en caso de bajada brusca o necesidad de frenado extremo cuando la cuerda está en malas condiciones.

El croll tiene una abertura con un orificio inferior que se adapta para mantener el bloqueador ventral plano. El orificio superior para fijar unos tirantes y mantener el bloqueador en una buena posición.

Descensores anticaída tipo deslizante o ASAP

Pincha en este artículo si quieres conocer más en profundidad lo que debes saber sobre dispositivos deslizantes anticaída para cuerdas cuando estamos realizando tareas en altura.

Bloqueador de cuerda

Cascos

Puedes echarles un vistazo a los tipos de cascos que tenemos disponibles en nuestra tienda online para realizar trabajos en altura o para proteger a los trabajadores en obra y construcción.

Tipos de ascenso por cuerda

Puño jumar peltz

Ascenso por cuerda en paralelo

Cuando realizamos una subida por cuerda en paralelo estamos utilizando tanto el bloqueador de mano y el pedal a la izquierda o a la derecha, dependiendo de cómo nos sea más cómoda la subida.

Ascenso por cuerda cruzado

En cambio, el ascenso cruzado lo utilizamos cuando utilizamos nuestro bloqueador de mano de un lado y el pedal en el lado opuesto.

Progresión por cuerda fija o doble con puño

Un buen bloqueador de mano debe de ser ergonómico para un mejor ascenso por cuerda.

Los usuarios que suelen usar estos dispositivos son aquellos que trabajan en utilización de cuerdas y técnicas de trepa para subir tanto a árboles, patios de luces, fachadas, muros, etc.

Te recomendamos que te asegures que tu bloqueador de mano lleve los siguientes componentes:

  • Leva de bloqueo, con una pieza dentada para agarrar la cuerda.
  • Palanca de apertura, seguridad y bloqueo (no todos los modelos).
  • Foro superior doble (abertura por la que colocamos el mosquetón).
  • Foro de enganche
  • Foro inferior o secundario para los estribos

Estos agarradores o bloqueadores de mano deben utilizarse con cuerdas de seguridad homologadas que cumplan con la normativa EN 567.

  • EN 892 – Para cuerdas de 8 a 11 mm
  • EN 1891 – para cuerdas de entre 8 a 13 mm
  • EN 12841:2006 Tipo B – Cuerdas de 10 a 13 mm

Cuando estemos ascendiendo por la cuerda debemos trabajar asegurando que el bloqueador no se salga de la cuerda.

Existen modelos con un diseño patentado en los que el usuario controla con un gatillo o palanca de apertura para abrir o cerrar el paso de la cuerda (muy útil en técnicas de progresión con cuerdas profesionales) siempre y cuando no se bloquee la misma con el mosquetón.

Estos dispositivos tienen su versión para la mano derecha o la izquierda. A continuación, te explicamos por qué.

En un ascenso por cuerda fija de tipo “simple” el usuario que quiera comprar un bloqueador de mano se preguntará ¿qué versión necesito? Si es que no compra ambas.

Bueno, para los usuarios diestros lo más cómodo será comprar el bloqueador de mano IZQUIERDO, dado que para la función de deslizar el dispositivo por la cuerda se puede hacer con la mano menos ágil y así dejar la mano derecha libre para ir “recuperando cuerda”

Ascenso vertical por cuerda usando el croll

En cambio, para un ascenso de gran elevación, el usuario tenderá a ascender con las dos manos, por lo que anclará la cuerda al croll que va en el pecho y se sujetará al bloqueador de mano derecho con la derecha o con ambas manos (para hacer más fuerza).

En el centro de nuestro arnés integral para trabajo suspendido de cuerdas tendremos una anilla para sujetar nuestro anclaje para la cuerda por la que vamos a progresar y un dispositivo que llamamos croll, por donde pasaremos la cuerda (es una polea antideslizante, ante la caída bloquea la cuerda a la altura entre el vientre y el pecho).

Lo que se trata es de realizar una transferencia de pesos, en la que iremos bloqueando la cuerda tanto desde el croll en el vientre como en el gancho de mano y con la pierna, iremos pedaleando para ganar altitud e ir progresando por la cuerda.

Nuestro cuerpo debe quedar inclinado hacia atrás y con nuestra pierna iremos flexionando y estirando (como una coz hacia delante) para subir.

No olvidemos que junto a nosotros irá otra cuerda de seguridad, donde llevaremos un sistema anticaída que se debería ir deslizando a nuestra altura.

En caso de error, resbalón o rotura de la cuerda, nos quedaremos colgando de la anilla dorsal de nuestro arnés.

¿Mosquetones más apropiados para ascender por cuerda fija?

Los conectores de seguridad para el trabajo vertical son diferentes a los utilizados en deportes de riesgo. Es muy importante que los diferencies.

En ascensos con cuerda no puedes llevar, por ley, mosquetones que no lleven seguridad de tipo rosca, automáticos o triple lock.

Te lo explicamos mejor en este post sobre tipos de mosquetones para trabajos verticales.

Mosquetón y dispositivos deslizante para cuerda fija

Mosquetones

Los mosquetones los podríamos dividir en dos partes, según la forma del mosquetón, éste va a orientar la carga hacia el lugar más óptimo donde se va a ejercer la resistencia.

  • El brazo rígido
  • El brazo débil o la zona de apertura

Si la carga de trabajo se acerca al brazo débil del mosquetón, será más probable que pudiera abrirse.

Tipos de mosquetones

  • Tipo X, ovalado o simétrico. Con simetría tanto vertical como horizontal. Por lo general tendrá menos resistencia que otro que oriente la carga hacia el brazo rígido. Es el ideal para usarlo con dispositivos donde tengamos que repartir la resistencia de carga de forma equitativa (polea, triblock, mini-traction…)
  • Tipo H, HMS. Ideal como mosquetón de fricción para asegurar a un segundo en escalada. Tiene una forma triangular, simétrico en su parte longitudinal y tienda a desplazarse al lado débil del mosquetón.
  • Tipo D. Simétrico transversalmente o horizontal. La carga va hacia el lado más rígido.
  • Tipo K. Para gran apertura, mínimo 21 mm de apertura. Están pensados para vía ferrata. Se compatibilizan muy bien con otros dispositivos donde se necesite una buena curvatura y gran apertura. El mosquetón X tiene menos eficiencia porque son de menor apertura y un dispositivo grande no cabe.

Pie izquierdo o derecho ¿Cómo apoyamos el pie para subir?

Pedal para trabajos verticales

En teoría es indiferente.

Lo más importante a la hora de realizar trabajos verticales es estar cómodo y en posiciones naturales a la hora del ascenso.

Sin embargo, es común que los dispositivos estén diseñados del lado derecho para diestros, aunque se pueden encontrar diseños para zurdos.

Por ejemplo, lo más común es que la abertura del bloqueador ventral, el que se encuentra entre el pecho y el vientre del trabajador suele estar orientado a la derecha.

La abertura para la colocación del mosquetón que sujeta el cordino del pedal suele ir orientado a la derecha para que sea más fácil para el trabajador.

Para algunos operarios, lo más práctico sería trabajar sobre la cuerda llevando un bloqueador de mano para zurdos o uno sin empuñadura, colocando el pedal en la izquierda cuando llevo el bloqueador de pie, en la derecha.

De esta manera conseguimos tener la mano derecha libre para realizar operaciones como el cambio de mosquetones, ajustar el dispositivo bloqueador anticaída de la otra cuerda a nuestra altura (se recomienda tenerlo siempre a la medida del bibceps) o ir separándose de la pared.

Material de escalada

Es curioso, pero un diestro puede trabajar más cómodo si se acostumbra a trabajar del lado izquierdo.

Este tipo de costumbres deberían ser conocidas por los usuarios ya desde sus primeras formaciones o primeros ascensos durante la realización de cursos de técnicas de progresión vertical ya sea para industria, rescate o deporte.

Es interesante enseñar a nuestros alumnos todas las técnicas, costumbres y formas que hay de conseguir el mismo objetivo, para que ellos mismos descubran su propio estilo y sepan cómo manejarse con en el ascenso con cuerdas de la manera más segura.

Instalación de pararrayos en edificios

Como sabrás, muchas veces se opta por proteger con pararrayos edificios y casas para evitar sobretensiones y accidentes por quemaduras o daños en la estructura.

Sin embargo esta tarea no es nada fácil, y además de conocer bien cómo funciona un sistema eléctrico, puede ser necesario subir a una antena o poste, con el peligro de caída que eso conlleva.

El golpe de las gotas de lluvia sobre un edificio produce una separación de cargas eléctricas que da lugar a un campo eléctrico enorme, aumentando las posibilidades de que se formen rayos que podrían poner en peligro la seguridad de las personas.

Durante una tormenta eléctrica, es muy común que éstos caigan al mar, sobre algún árbol, casas o edificios. Estos sistemas de seguridad se colocan con el objetivo de dirigir los rayos ionizantes hacia la tierra.

Como curiosidad, la fuerza de impacto de un rayo puede ser de entre 200 mil y un millón de voltios.

En caso de caer sobre una vivienda o bloque, pueden verse afectados gravemente los electrodomésticos, o incluso servir de conductores de la electricidad y provocar un accidente doméstico por descarga eléctrica.

Es por ello que en España cada vez se instalan más sistemas pararrayos.

Cómo colocar un sistema de pararrayos

Existen multitud de formas para colocar un pararrayos, sin embargo, la que más nos interesa a nosotros es el sistema tipo antena de alta tensión, con estructuras en forma de poste o pilares que comúnmente vemos en los grandes edificios.

Bien es cierto que la instalación de estos artilugios presenta un plus de peligrosidad más que por la instalación eléctrica, por el difícil acceso y la posibilidad de caerse desde el tejado, cubierta o poste donde se ancle, por ello es más aconsejable llamar a instaladores expertos de pararrayos que hacerlo de forma particular.

punta de pararrayos

A qué altura mínima se tiene de colocar un pararrayos

Lo más lógico es que situemos la estructura en la parte más alta del edificio, por ejemplo, en la terraza, cubierta o punto más elevado, de ahí saldrá el poste o pilar donde irá colocada la punta del pararrayos, ésta irá dirigida a la toma de tierra por un cable conductor.

La punta de un pararrayos debe estar situada al menos a 2 m por encima de la zona que protege, incluyendo antenas, torres de enfriamiento, techos, depósitos, etc.

El objetivo es que, si un rayo está a punto de tocar la estructura que queremos proteger, la punta metálica lo atraerá de forma que reciba el impacto eléctrico y conducirá la fuerza en forma de voltaje a la toma de tierra. El cableado o bajantes deberá estar situado lo más vertical posible, lo cual supone:

  • Instalar un artefacto en lo alto de una antena.
  • Instalar el cableado necesario hasta la parte baja del edificio pegado al muro, es decir, hablamos de trabajos verticales.

colocar un pararrayos en edificio y terrazas

Cómo prevenir una caída colocando un pararrayos

Como comentábamos en el post anterior sobre como subir a una antena, primeramente, deberás instalar los elementos necesarios para poder acceder a la zona más alta del edificio.

Si estás en una terraza, probablemente no te sirva sólo con colocar el mástil, sino que tendrás que subir a alguna plataforma móvil para poder acceder a un lugar más elevado.

Por un lado, puedes colocar un andamio o plataforma móvil para poder realizar la instalación. Sinceramente, en una terraza, en vez de subir un andamio, lo más seguro es que acabes trepando por las diagonales de mástil, que no suele medir menos de 4 metros de altura, por lo que te recomendamos que vayas armado de un buen arnés de seguridad y una eslinga, ya sea elástica o no, pero con ganchos de acero, o mejor de aluminio (dado que pesa mucho menos y te será bastante más cómodo a la hora de ir ascendiendo por el mástil.)

Deberías llevar colocado un casco por si las moscas, y además con cintas ajustables o barboquejo, para que no se te caiga, mientras realizas toda la operación.

Qué son los niveles de protección

Según los niveles de protección podremos elegir qué factores de seguridad vamos a aplicar para evitar el riesgo por daño eléctrico en caso de que caiga un rayo en el edificio.

Por ejemplo, debemos instalar un sistema de conducción del voltaje desde la antena hasta la tierra (o tierras) situado debajo del edificio.

Por otro lado, será necesario canalizar o entubar los cables con tubos libres de halógenos conforme dicta la normativa (Norma UNE-21186). No se pueden utilizar tubos metálicos, obviamente.

El resto de componentes serán:

El cabezal o punta del dispositivo de cebado (como una aguja), colocado sobre el mástil o antena que debe ser superior a los 2 metros, para crear una cobertura real y colocado sobre el elemento más alto de la cubierta.

Los niveles de protección de un pararrayos van del Nivel I al Nivel IV, siendo el Nivel I el más exigente y el que proporciona una mayor eficiencia.

Trabajos verticales para instalar pararrayos

Trabajos verticales para instalar el pararrayos

Una vez instalada la antena o mástil tendrás que crear un conducto con cableado de alta seguridad que baje hasta los pies del edificio, donde se encuentre la caja de la toma de tierra.

Esta tarea solo la puedes realizar de dos maneras: o acompañándote de un arnés de suspensión o montando un andamio suspendido de arriba abajo del edificio para realizar los anclajes y el entubado del cable.

Sea como fuere, recomendamos que este tipo de tareas sean realizadas por empresas o profesionales, que cuentan entre sus operarios de personal cualificado para realizar trabajos suspendidos que sean capaces de crear los taladros sobre el muro o en el patio de luces, además del material de acceso a zonas peligrosas.

Torres eléctricas de alta tensión

El tendido eléctrico de nuestro país está a una gran altura sobre nuestras cabezas. Para que siga funcionando correctamente y cada vez más áreas puedan seguir disfrutando de luz e Internet dependemos del trabajo de ingenieros y operarios que arriesgan su vida subiendo a torres eléctricas de alta tensión para realizar todo tipo de trabajos de mantenimiento. Pero… ¿Cómo llegan hasta ahí?

Uso de drones en espacios confinados

Utilización de drones inteligentes en industria

Actualmente estamos siendo testigos del boom de la utilización de drones en todo tipo de sectores, entre ellos las industrias petroquímicas, centrales eléctricas y todo tipo de infraestructuras de gran embergadura donde el uso de estos dispositivos es un gran avance tanto en tiempo como en recursos para la realización de auditorías, revisiones, grabaciones audiovisuales y publicitarias.

Algunos tipos de mantenimiento industrial dentro de espacios confinados que ya es posible hacer con este tipo de tecnologías son:

  • Aplicación remota de antioxidantes y lubricantes
  • Operaciones de chequeo y auditoría en espacios confinados (chimeneas, tanques)
  • Inspección interior de edificios en ruinas e infraestructuras
  • Detección de fugas en tanques químicos y torres de refrigeración
  • Revisión submilimétrica (<1mm) de oleoductos y presas
  • Escaneado 3D
  • Fotogrametría vertical y horizontal
  • Apoyo aéreo en industria minera y extracción de recursos
  • Operaciones singulares en lugares de difícil acceso

drones mantenimiento industrial

A nosotros nos parece realmente interesante la utilización de los drones dentro de espacios confinados dado que pueden ser un buen avance a la hora de no poner en riesgo a trabajadores que hasta ahora han trabajado dentro de este tipo de lugares para solamente la realización de chequeos.

No olvidemos que gracias a estos sistemas multirrotores podemos ser capaces de hacer una grabación en alta definición que puede servir para una verdadera planificación de los trabajos en el interior de este tipo de espacios peligrosos.

La utilización de un dron nos permitiría conocer exactamente el lugar donde existen problemáticas, averías y demás incidentes en la maquinaria, tuberías, conductos, etc. lo que sería de gran ayuda a la hora de realizar las intervenciones y controlar el acceso, los tiempos de proceder y evaluar los peligros reales a los que podría enfrentarse una persona en este tipo de infraestructuras industriales.

drones aerogeneradores

También pueden resultar tremendamente útiles durante tareas de mantenimiento de líneas eléctricas y torres de alta tensión o de comunicación.

Podrían ahorrar el ascenso de profesionales del trabajo vertical a este tipo de estructuras y plataformas usándose como herramienta de apoyo a las actividades que se están desarrollando ahora, como la topografía, el mantenimiento, la termografía o los servicios de vigilancia.

Posibles desavenencias a la hora de la utilización de drones

Sin embargo no se puede olvidar que este tipo de dispositivos y maquinarias están aún en proceso de investigación y desarrollo por muchos que sean los modelos muy avanzados que ya existen.

Cabe la posibilidad de que los drones se precipiten durante una misión, debido incluso a fallos humanos o problemas de interferencias con los sistemas de pilotaje a distancia con este tipo de dispositivos.

Los drones podrían ocasionar graves daños dentro de maquinarias o sistemas de producción si se quedan atascados en engranajes, tuberías, conductos o cableado.

Además, ya sabemos que estos “bichos” tienen un coste altísimo, actualmente y pobre de aquél que pudiera cometer algún error y causar una parada técnica de producción tras un incidente.

Sin embargo, debemos pensar que los avances de la ingeniería en cuanto a sistemas autodirigidos e inteligencia artificial podría hacer que en futuro muchas de las tareas de alto riesgo que son llevadas a cabo por personas puedan ser realizadas por drones.

 dron diseñado para espacios confinados

Trabajos en altura

En este post nos gustaría definir los trabajos en altura y realizar una breve enumeración de los más comunes y en los cuales colaboramos cada día.

Trabajos en altura: Definición breve

En Proalt Ingeniería no solo entendemos los trabajos en altura como aquellos que tienen lugar a una altura superior a los dos metros, si no que que consideramos trabajar a una elevación inferior como “peligroso” y por tanto susceptible de prevenir accidentes y estar bien protegidos.

¿Qué tipos de trabajos en altura conocemos?

Cualquier tarea que te manden realizar en tu empresa puede ser susceptible de ser considerada “de riesgo” “peligrosa” o “trabajo en altura”, sencillamente depende de la altura en donde estés y la plataforma sobre la que estés.

Los trabajos en altura más comunes podrían ser:

  • Trabajos en andamios
  • Escaleras, cubiertas, postes, plataformas, vehículos, etc.,
  • Trabajos en profundidad, excavaciones, pozos, etc.

Cualquier tipo de tarea puede ser susceptible de llamarse “en altura”, y con esto lo que queremos decir es que, si tu labor se centra tanto en tareas de mantenimiento, reparación, construcción, restauración de edificios u obras de arte, montaje de estructuras, limpiezas especiales, etc.

Puedes estar expuestos a peligros de forma intermitente cada vez que pases por cierto lugar, subas a un almacén, escalera, plataforma, andamio o lo que sea.

¡Así que… lleva cuidado!

Cómo protegernos de los peligros por caída desde altura

Muy fácil, para protegerte de cualquier peligro de este tipo de labores lo mejor es que utilices los llamados epis anticaida

Si de forma generalizada estas expuesto a trabajar en un lugar donde puede haber cualquier tipo de hueco, desnivel, ventanal, balcón o tejado… ¡Ponte un arnés!

Pero el arnés solo no te servirá para nada por supuesto, lo importante es que estés bien concienciado en los movimientos y tareas que vas a realizar…

¡Para ello está la planificación de los trabajos!

Gracias a la evaluación y la planificación de nuestros trabajos en altura podemos realizar nuestros procesos de forma mucho más eficiente.

Eliminando imprevistos en zonas de trabajo

Por ejemplo, en vez de perder el tiempo olvidándote tal herramienta o tal documento y teniendo que volver,… los profesionales se hacen listas y van profesionalizando sus propios procesos para hacer cada proyecto en el menor tiempo posible eliminando “imprevistos”.

La idea precisamente es esa, ELIMINAR IMPREVISTOS Y ACCIDENTES.

  1. Evalúa los riesgos de tu propia profesión, proyecto o lugar de trabajo
  2. Planifica el material que necesites, tanto herramientas como epis de protección
  3. Conoce cómo otros profesionales realizan lo mismo que tu y haz caso a la experiencia de otros.

Además pensamos que es muy positivo buscar información en Internet, existen cientos de productos homologados a tu disposición, desde arneses hasta pértigas pasando por puntos de anclaje a vigas, eslingas, bagas, cuerdas, etc. Todo ello para amarrarte bien antes de empezar a trabajar.

La realización de estos trabajos con las condiciones de seguridad apropiadas incluye tanto la utilización de equipos de trabajo seguros, como una información y formación teórico-práctica específica de los trabajadores.

Cómo controlar los riesgos de caída

Podrás trabajar un poco más seguro si…

  1. Priorizas trabajar en tierra firme, siempre que se pueda
  2. Las plataformas de trabajo son más seguras que los trabajos suspendidos
  3. Los trabajos verticales son muy peligrosos, deberás tener formación y experiencia para poder realizar tareas en paredes verticales y muros.

¿Medidas de protección colectiva?

Cómo hemos hablado en otras entradas de nuestro blog acerca de la elección de medidas colectivas de seguridad o individuales, probablemente sabrás que por normativa tendrán prioridad los sistemas colectivos de protección.

  • Andamios
  • Plataformas elevadoras
  • Barandillas fijas o provisionales
  • Redes anticaidas

Debes tener en cuenta que el uso de medidas de protección individuales (por ejemplo el arnés, el mosquetón, un trípode de anclaje, etc.) Serán necesarios en caso de que trabajes en espacios confinados donde no pueden emplearse ningún tipo de medida mejor.

La utilización de equipos de trabajo para la realización de trabajos temporales en altura, debe regirse por el Real Decreto 2177/2004, aplicable a trabajos con escaleras de mano, andamios y trabajos verticales.

Aquí puedes echar un vistazo a nuestra Guía del trabajo en altura 2017.

 

Finalizan las pruebas físicas para bombero en Murcia

Tras la polémica que ha habido estos días sobre las analíticas de sangre que parece ser que dieron positivo, se ha optado por seguir adelante con la oposición y por tanto, con las pruebas físicas para los aspirantes a bombero de la ciudad de Murcia. Proalt estuvo presente durante el día anterior para colaborar con el Ayuntamiento de Murcia e instalar la estructura metálica del recorrido de las pruebas.