Protocolo de trabajo en cubiertas

¿Puedo subir a una cubierta o tejado a trabajar?

Los tejados y cubiertas que encontramos en naves industriales, edificios o fábricas tienen distintos elementos estructurales en los que se realizan continuamente trabajos en altura, desde vigas, forjados, cerchas, pretiles y petos, cumbreras, etc.

Trabajar en ellos o sobre cualquier paramento vertical suele conllevar un riesgo de caída en altura importante, y no siempre sabemos “quien puede trabajar sobre la cubierta o el tejado”.

¿Quién puede subir a la cubierta?

Un técnico ingeniero, arquitecto, técnico autónomo, especialista, fotógrafo o cualquier trabajador por cuenta propia o ajena que acceda a un centro de trabajo (con un propietario o una obra con un promotor) debe seguir un protocolo trabajos en cubiertas.

Podrá subirse tanto a una cubierta, azotea, tejado, etc. al igual que a un espacio confinado, bajar a una arqueta o silo, depósito, etc. siempre y cuando (en calidad de trabajador) haya sido informado sobre -y habiendo firmado- el plan de prevención de riesgos laborales que tal labor conlleva; ¡Se ha debido de redactar antes, obviamente!

Por otro lado, deberá acceder a la zona de trabajo (en altura o con riesgo de caída al mismo o a distinto nivel) usando los EPIS (o equipos de protección personal) correspondientes al riesgo, también especificados en el plan de seguridad, que se plantea como documento acreditativo junto con el Plan de Ejecución o Proyecto de Obra.

Además, podrá acceder a zonas de riesgo de caída siempre y cuando haya realizado un curso de formación en trabajos en altura pertinente, formación indispensable ya sea el director, promotor, arquitecto, trabajador por cuenta ajena o propia, etc. o sea quien sea.

Es decir, que una persona ajena tanto a la obra, como al centro de trabajo (entiéndase como lugar de trabajo propiedad de un sujeto –el empresario o el promotor- el cual tendrá la responsabilidad de llevar el protocolo de seguridad siempre en relación a la normativa de seguridad y legislación actual).

Formación necesaria

Todo trabajador que tenga que realizar trabajos en altura, y sobre todo de forma periódica o continua, deberá haber recibido una formación teórico-práctica tanto en prevención de riesgos laborales (genérica) y prevención de riesgos en construcción, además, de la formación en trabajos en altura.

Además, lo ideal es que haya recibido formación en otras especialidades como protocolos de seguridad en espacios confinados, riesgos eléctricos, etc. Así que ya sabes, si eres ingeniero, arquitecto o profesional especializado, deberías buscar empresas que impartan este tipo de formación específica para poder cumplir con los requisitos mínimos para subirte a una cubierta.

Trabajar en una cubierta o tejado conlleva una enorme responsabilidad y formación a la altura del riesgo

2 comentarios
    • Proalt Ingeniería Dice:

      Gracias por tu comentario, Francisco.

      Está claro que hace años era todavía más peligroso subirse a una cubierta metálica o inclinada, sobre todo porque no estaba tan concienciada la comunidad industrial en colocar protecciones colectivas como las escaleras y barandillas, sin embargo, a día de hoy ya se tienen en cuenta en la construcción de cualquier nave industrial y gracias a ello, hay mejores instalaciones para los trabajadores, la responsabilidad ahora corre a cuenta de los mismos, ¡claro!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *