Entradas

En la mayoría de los proyectos de seguridad a los que nos enfrentamos, parte de la problemática que encontramos es la del diseño industrial debido a que en muchas ocasiones no se ha tenido nada en cuenta las tareas de mantenimiento necesarias que hay que realizar en la cubierta.

Esto siempre nos lleva a dedicarle especial atención a las partes más delicadas de la cubierta. Concretamente nos referimos a la presencia de unos grandes protagonistas en numerosas naves y edificaciones industriales y que os sonará de mucho si vuestro mundo laboral se encuentra en las alturas: lucernarios, claraboyas, tragaluces, translúcidos,…

Las partes traslucidas de la cubierta normalmente forman parte del diseño industrial para dar iluminación y ventilación en el interior de las instalaciones sobre las que se encuentran, pero, ¿y qué pasa cuando trabajamos encima de la cubierta? ¿Cómo podemos evitar el peligro y el riesgo de caída en altura?

De esto precisamente vamos a hablar en este post, ya que existen varias soluciones que nos permiten transitar con seguridad a pesar de todo.

Seguridad en las zonas translucidas de las cubiertas

Por un lado, uno de los sistemas más planteados en el mundo de la seguridad, sería la barandilla de seguridad (EN 14122-3). Estas Protecciones colectivas servirían para evitar el peligro de caída tal y como podemos ver en la siguiente imagen.

En esta imagen, se puede ver como llevamos a cabo la instalación de barandillas de seguridad contrapesadas para proteger todos los lucernarios de la cubierta.

Barandillas como medida de protección colectiva ante lucernarios, instalación de Proalt

Una de las ventajas más características de este tipo de sistemas, entre otras muchas, es que no dependemos del uso de ningún Equipo de Protección Individual.

¿Y qué más sistemas de seguridad se podrían instalar?

También podemos hablar de los sistemas anticaídas para el objetivo de proteger los lucernarios, como, por ejemplo, las redes de seguridad y las mallas metálicas.

En el caso de las redes de seguridad, debemos señalar que estos sistemas tienen fecha de caducidad. A los cuatro años de haber sido fabricadas deben ser retiradas, siendo además obligatorio que sean inspeccionadas anualmente conforme la norma EN 1263. Este sistema sería una buena opción complementándolo con una línea de vida existente bien planteada en cubierta.

A continuación, podemos ver este tipo de sistemas, también instalados por Proalt:

Redes de seguridad como medida de protección ante lucernarios, instalación de Proalt

En cuanto a la malla metálica, se trata de un sistema ensayado para 1200 Julios y que además cuenta con tres medidas de patas de fijación para adaptarse a un espacio de 1205mm < e < 1725mm entre las ondas de la chapa y se encuentra disponible en largos desde 1m a 25m. También es importante saber que la fijación debe ser sobre chapas de espesor mínimo de 0,5 mm.

Imagen ilustrativa de como se instala la malla metálica para proteger zonas con lucernarios (Fuente: GM)

En la imagen podéis ver varios sistemas de mallas metálicas instalados sobre la misma cubierta:

Malla metálica para proteger zonas con lucernarios, instalación de Proalt

Para terminar, vamos a comentaros una opción también muy conocida y muy necesaria cuando los lucernarios forman parte de un paso o recorrido sobre cubierta para poder realizar adecuadamente el mantenimiento de la misma y de los sistemas que en ella se encuentran: la rejilla electrosoldada tramex

Tramex como medida de seguridad ante lucernarios, instalación de Proalt

Como se puede ver en la imagen, en esta instalación encontramos un sistema completo en el que combina rejilla electrosoldada, malla anticaídas metálica y además, línea de vida horizontal flexible de cable XSPlatforms.

Y ahora, ¿sabes un poco sobre las posibles opciones que se pueden instalar para llevar a cabo la protección de los lucernarios?

Recuerda que en Proalt suministramos, instalamos y certificamos todo este tipo de sistemas, y además estaremos encantados de atender cualquier consulta técnica que os pueda surgir

Está terminando el primer mes de 2021 y hemos querido pararnos, sentarnos y pensar en el pasado año:

¿Cómo fue el 2020 en Proalt Ingeniería?

Como somos muy ordenados y nos gusta empezar por el principio, vamos a lo esencial primero.

¿Qué hacemos en Proalt Ingeniería?

Esto a estas alturas es fácil de responder: Somos una empresa que ofrece soluciones de seguridad para el trabajo con riesgo de caída, trabajo en altura o trabajo vertical.

Pero, ¿Cómo hacemos esto? ¿Quién hace esto?

Nuestro trabajo lo realizamos con productos de alta calidad que garantizan la seguridad anticaída para los futuros usuarios y nuestro servicio lo desempeñan profesionales cualificados, acreditados y capacitados para el trabajo en altura y trabajos verticales (os hablamos de nuestro equipo en este post).

En Proalt puedes encontrar dos grandes grupos de trabajo: Seguridad y Andamios. Y en ellos vamos a empezar a desgranar nuestro resumen del 2020.

Seguridad anticaída en 2020

En el departamento de seguridad anticaída se encargan de estudiar, montar y certificar distintos dispositivos anticaída que ayuden al trabajador en altura a estar más seguro durante su jornada laboral.

Entre estos dispositivos podemos encontrar:

Aquí os ponemos algunos ejemplos de los montajes que se han llevado a cabo este año:

En total hemos estado presentes en más de 1.800 proyectos para garantizar la seguridad en el trabajo en altura.

Andamios y Estructuras Tubulares en 2020

Nuestro equipo de andamios y estructuras tubulares realiza estudios para ver la viabilidad de los futuros montajes de sistemas de andamiajes que se llevarán a cabo, adecuándose siempre a las características de cada proyecto y a la función principal de la estructura a instalar.

En las estructuras tubulares podemos encontrar los siguientes tipos:

Os enseñamos algunos ejemplos con imágenes:

¿Y cuántas estructuras hemos instalado en total en 2020? Pues hemos formado parte de más de 400 proyectos.

Formación en 2020

Otro de los pilares en Proalt para ayudar a la empresas a garantizar la seguridad en el trabajo en altura es la formación, es necesario contar con operarios formados debidamente para que puedan evitar todos los riesgos inherentes a este tipo de tareas.

¿Y cómo damos esa formación? En este post os lo contamos todo, pero os lo resumimos en los siguientes puntos:

  • Formación teórico-práctica en nuestras instalaciones de Murcia o Madrid
  • Formación en asociaciones y fundaciones externas
  • Formación «in situ» en empresas

En el 2020, aún con la situación existente y teniendo en cuenta siempre las recomendaciones sanitarias, hemos podido realizar más de 80 formaciones.

Os dejamos algunas fotos de esas formaciones:

Proalt, la marca, en 2020

Pero hay más cosas que analizar y pensar de este año pasado aparte de los proyectos en los que hemos estado y las charlas y cursos de formación que hemos dado y es a Proalt en su conjunto. A la marca. A nosotros.

En el 2020 hemos estado presentes en un total de 6 redes sociales:

Con esto hemos conseguido que la comunidad que rodea Proalt sea un poquito más grande y queremos creer que también esté un poquito más informada acerca de la prevención y la seguridad en altura.

Además, hemos cerrado convenios y acuerdos de colaboración con otras empresas con el fin de garantizar la seguridad de sus trabajadores, como es el caso de Amazon, o para seguir investigando, avanzando y mejorando en la prevención del trabajo en altura, como es el caso de la Cátedra con la UCAM.

Y entonces, ¿ahora qué?

Pues lo primero es agradeceros a todos el haber contado con nosotros este 2020, haber formado parte de todo eso que hemos contado más arriba y haber confiado en Proalt para garantizar la seguridad en los proyectos de trabajo en altura.

¿Y ahora? Pues ahora vamos a por el 2021.

 

En el artículo de esta semana quiero contaros por qué la seguridad y la salud laboral es una inversión dentro de la empresa y no ha de considerarse como un gasto.

Vamos a partir de que el mayor activo que tenemos dentro de nuestra empresa son las personas, trabajadores que han de hacer un trabajo en las mejores condiciones posibles y con las mejores herramientas de las que podamos disponer.

La Ley de Prevención de Riesgos Laborales

Allá por el año 1995 salió a la luz la ley de Prevención de Riesgos Laborales, hace ya 25 años que esta norma entro en vigor, tal y como os contamos en este post,  y aun a día de hoy me siento en numerosas reuniones en las que la instalación de medidas de seguridad laboral se consideran un gasto desde el primer momento y por supuesto no es prioritario al no considerarse fundamental para la producción. Pero esto no es novedad para mí, llevo desde el año 1998 trabajando en obras de construcción, en industrias de todo tipo, en rehabilitación de patrimonio, incluso en un servicio de prevención y el punto de vista tanto de los trabajadores como de las empresas ha cambiado muy poco. En mi opinión la propia ley 35/1995 tiene mucha responsabilidad en que no se evolucione de forma más rápida.

¿Por qué diferenciamos entre los distintos recursos?

Cuando se nos plantea dentro de una empresa incorporar o renovar nuevos equipos de trabajo, otra línea de producción que sabemos que nos van a ayudar a vender más y con más ventaja competitiva, lo valoramos sin dudarlo como una inversión que hemos de hacer, hacemos cuadros de amortización de compra, valoramos rendimientos, mejoras en la producción, ahorraremos un porcentaje de gastos, etc., pero entonces por qué cuando tenemos que adecuar una maquinaria antigua con el RD 1215 lo pasamos al lado de los gastos, por qué cuando tenemos que señalizar las zonas peatonales de nuestras instalaciones utilizamos este mismo criterio de que es un gasto.

Que la prevención dentro de una empresa ahorra es todo un clásico:

Esta actividad preventiva además se puede cuantificar, y por supuesto tiene un gran valor, pero el contemplar que los recursos humanos de una empresa son el mejor activo nos ha de hacer pensar que invertir en ellos es una de las mayores ventajas competitivas que podemos tener en un mercado tan globalizado como el actual.

“Lo esencial es invisible a los ojos”, que decía El Principito.  y es una de las principales premisas que hemos de tener dentro de la empresa, la responsabilidad con nuestros compañeros nos ha de llevar a valorar el derecho a mejorar su trabajo en el aspecto de la seguridad laboral al igual que lo hacemos con el derecho a conciliar su horario, a recibir un sueldo ajustado a su trabajo, a tener un periodo de vacaciones, a que cuenten con las mejores herramientas, los mejores materiales, etc.

La cuantificación de que un trabajador se encuentre seguro realizando su trabajo y se sienta implicado en este aspecto nace de la buena práctica y del hábito de hacer las cosas bien desde dentro, las medidas de seguridad han de implantarse de forma consensuada e implicando a todo el personal que día a día se va a trabajar con ellas, a modo de ejemplo y desde el mundo de los trabajos en altura que el más habitual para nosotros podemos comentar que la colaboración entre el personal de prevención y el personal operativo nos puede dar esta comparativa:

Comparativa con EPIs para el Trabajo en Altura entre trabajo conjunto y trabajo independiente, elaborado por Proalt

Si miramos la seguridad como acciones puntuales por requisitos de los contratos entre empresas o requisitos de organismos oficiales sin duda será un gasto, es más será un gasto inútil que no tendrá ningún tipo de retorno positivo para los trabajadores y por tanto tampoco para la empresa.

Encontrar el punto óptimo en el que la apuesta por la seguridad se optimiza es lo más complejo ya que no estamos ante una progresión lineal en cuanto a que a más dinero invertido más retorno tenemos, si las acciones que llevamos a cabo se descompensan a un lado o a otro de la balanza es cuando tendremos esta inversión como un gasto.

Gráfica de ejemplo de Inversión en Seguridad Laboral y el Retorno de la Inversión, elaborada por Proalt

Con este texto dejo mi punto de vista en cuanto a la inversión seguridad laboral, el retorno que puede ofrecer a una empresa este tipo de inversión es altamente beneficioso, pero para esto no puede realizarse como una acción aislada o impuesta sin su consulta previa y su implantación junto con otras mejoras en el aspecto de los recursos humanos.

Por eso desde Proalt nos gusta asesorar y acompañar a nuestros clientes en todas las mejoras posibles en el campo de la seguridad en el trabajo en altura y el trabajo vertical.

¿Qué es un conector?

Lo primero de todo, necesitamos saber qué es un conector o mosquetón.

Los conectores son un eslabón fundamental en la cadena de seguridad para cualquier trabajo en altura o acceso a espacios confinados que requiere el anclaje a un dispositivo que debe de ser normalizado.

Ejemplo de Cadena de Seguridad

Normativa y tipos de conectores

Normativamente, para su uso profesional, (que debemos de diferenciar claramente a los destinados para uso deportivo, los cuales aún con diseños y materiales similares no deben de ser usados profesionalmente como por ejemplo en la construcción o la industria) debemos asegurarnos que están certificados bajo la EN 362, cuya última versión vigente en España es la UNE-EN362:2005. La propia norma nos define el conector como dispositivo con apertura usado para conectar componentes, el cual permite al usuario ensamblar un sistema para engancharse directa o indirectamente a un anclaje, e identifica 5 clases en función de su diseño y del uso para el que esté previsto.

Así pues, podemos diferenciar como conector básico clase B, conector multi-uso clase M, conector de terminación clase T, conector de anclaje clase A y conector de rosca clase Q.

En las siguientes fotos podemos ver algunos ejemplos:

¿Cómo funciona o trabaja un conector?

A la hora de utilizar cualquier tipo de conector, debemos de dedicar especial atención a cómo se posicionan, ya que no “trabajan” de igual forma ni tienen la misma resistencia en todas las direcciones de sus ejes, y de igual manera que el cierre esté en la posición correcta. Os enseñamos algunos ejemplos de como trabajan correcta e incorrectamente los distintos tipos de conectores o mosquetones:

¿Cuál es el mantenimiento de un conector?

En cuanto a su mantenimiento, debemos de tener en cuenta varias cuestiones ya que, aun siendo elementos metálicos y resistentes, debemos de asegurarnos antes, durante y en la finalización de cada trabajo, de su buen estado y correcto funcionamiento. Es importante dedicar especial atención a el modo en que se utilicen, la intensidad, la frecuencia y las condiciones, así como su almacenamiento, conservación. Podemos indicar algunas pautas generales a tener en cuenta:

  • Evitar que los materiales se golpeen
  • Desechar material que haya sufrido un golpe importante (puede que tenga fisuras internas no apreciables a simple vista)
  • Vigilar deformaciones, grietas…
  • Eliminar cualquier producto corrosivo (barro, cemento…)
  • Lubricar cierres y mecanismos
  • No manipular ni realizarles soldaduras
  • Evitar la oxidación

En Proalt Ingeniería contamos con dispositivos de seguridad de gran calidad fabricados para garantizar tu seguridad a la hora de realizar trabajos en altura o trabajos verticales, no dudes en contactar con nosotros para asesorarte o adquirir elementos de seguridad. Estaremos encantados de ayudarte.

 

El verano, como contamos en este post, conlleva sus propios riesgos, ya que es una época en la que estamos más tiempo en la calle y expuestos a diferentes variables.

Hoy queremos explicaros algunos de los primeros auxilios que nos pueden ayudar en el caso de tener un imprevisto o accidente durante nuestro trabajo o en las vacaciones de verano.

Problemas propios del verano y cómo evitarlos

Cortes de digestión

Síntomas: Cuando se produce un corte de digestión es porque la temperatura exterior baja bruscamente y provoca que el cuerpo deba redistribuir la sangre a la piel, esto puede hacer que baje la tensión y se llegue a perder el conocimiento.

Recomendaciones: En el caso del verano, suele suceder al entrar al agua, por lo que se recomienda ir haciéndolo poco a poco para que el cuerpo se habitúe y adapte a la nueva temperatura.

Sobreexposición al sol

Síntomas: El estar expuesto al sol puede conllevar a corto plazo quemaduras en la piel, provocar dolores de cabeza o insolaciones, mientras que a largo plazo puede ser la causa de algunos tipos de cáncer.

Recomendaciones: En primer lugar, evitar las horas de más sol y calor, usar un protector de piel adecuado y en el caso de la vista, se recomienda usar gafas de sol homologadas.

Consumir alimentos en mal estado

Síntomas: Podemos tener problemas en la digestión provocados por consumir alimentos a los que haya dado demasiado el calor, como por ejemplo salsas o productos hechos con huevo.

Recomendaciones: Llevar siempre una nevera con hielos o congelantes para mantener los alimentos correctamente refrigerados, en caso de sufrir una indigestión grave acudir a un profesional sanitario.

Picaduras de insectos o de medusas

Síntomas: Inflamación y picazón en la piel provocados por la picadura de un insecto (ya que en verano abundan en algunas zonas) o la rozadura con el tentáculo de una medusa al bañarnos.

Recomendaciones: En el caso de los insectos, intentar usar siempre repelente y lociones que eviten las picaduras y sus posibles complicaciones, para las medusas se debe limpiar la zona donde se ha producido la rozadura con agua salada y aplicar frío, en ocasiones es conveniente llevar productos que reducen la inflamación.

Conjuntivitis provocada por las lentillas

Síntomas: Las personas que utilizan lentillas y realizan deportes acuáticos como natación o buceo pueden llegar a sufrir conjuntivitis derivada del uso de lentillas, esto provoca que el ojo se enrojezca y puede derivar en una infección grave.

Recomendaciones: Usar siempre gafas de buceo o de natación para evitar el contacto entre el ojo, la lentilla y el agua de mar o piscina.

El verano es para disfrutarlo y por eso queremos que la Prevención de Riesgos vaya más allá del entorno laboral, para los trabajos en altura y con riesgo de caída podéis contar con nosotros, pero para lo demás queremos poder ayudaros a hacer las cosas con seguridad y evitando riesgos.