Torres para antenas de radio

fotografía de una torre de radio vista desde el suelo

En este post os vamos a hablar del mantenimiento y seguridad en torres de radio.

Antes de meternos en temas de mantenimiento y seguridad nos gustaría hacer un breve repaso histórico de cuándo y por qué aparecen este tipo de torres para la transmisión de señales de radio.

Orígenes de la radio

Desde la antigüedad el ser humano ha tenido la necesidad de salvar distancias para poder comunicarse, por ello todos hemos visto en alguna película como se comunicaban mediante cadenas de señales de humo para avisar de un peligro o acontecimiento importante, mensajeros humanos, palomas mensajeras, etc.

Los primeros sistemas de comunicación comenzaron en la Edad Moderna gracias a la aparición de la electricidad, y su utilización para transmitir mensajes muy limitados con el telégrafo.

telegrafo antiguo sobre una mesa

Un telégrafo eléctrico

A principios del siglo XIX, apareció el telégrafo eléctrico, generando un gran paso en el mundo de las comunicaciones gracias al código morse, que tuvo su gran esplendor a mediados del siglo XIX gracias sobre todo a la expansión ferroviaria.

A final del siglo XIX y principio del XX, se desarrolló el teléfono, inventado por Alexander Graham Bell, y hubo una revolución científica en el área de las telecomunicaciones debido a científicos e inventores como Thomas Edison, Nikola Tesla y Aleksandr Popov entre otros.

El primer radiotransmisor fue fruto del científico Guillermo Marconi (1874-1937), y durante el siglo XX llegó el apogeo de la radio y la televisión.

A partir de aquí y hasta nuestros días, todos conocemos la evolución del mundo de la comunicación, lo que ha ayudado a la evolución del ser humano y el papel que desempeña en nuestro modo actual de vida que ha derivado en lo se conoce actualmente como Globalización.

A modo de descripción muy breve y para determinar la utilidad de este tipo de torres, describiremos el funcionamiento de una señal de radio:

Las señales de radio se transmiten a través del espacio en forma de ondas electromagnéticas, para ello necesitamos un emisor que registra la información que hay que enviar, una antena transmisora que transforma esa señal eléctrica en ondas electromagnéticas para que puedan viajar por el espacio y una antena receptora que capta las ondas y las descodifica, las pasa a señal eléctrica para obtener la información inicial.

esquema de como funcionan las ondas y las antenas de radio

Por ejemplo, cuando escuchamos en la radio o en la TV una canción, esta música ha pasado por todo ese proceso: Desde la emisora de radio (emisor) hasta la señal eléctrica que se transforma en ondas electromagnéticas (antena transmisora) hasta convertirse de nuevo en una señal eléctrica (antena receptora) y posteriormente escuchar la melodía nosotros.

¿Qué es una torre de radio?

Bueno, puestos ya un poco en antecedentes, vamos a hablar propiamente de las torres de radio, estructura sin la cual toda esta evolución en el mundo de las comunicaciones por muy duro que parezca, no hubiese sido posible.

Como hemos comentado, una señal de radio necesita una antena emisora y una antena receptora para transmitir ondas electromagnéticas que viajan por el espacio, para transmitir estas ondas es necesario que se realicen desde una posición elevada para evitar interferencias con obstáculos como montes, edificios, etc.

Por ello aparece la necesidad de colocar estas antenas sobre estas estructuras artificiales para la radiodifusión.

¿Qué tipos de torres de radio existen?

Las torres pueden ser de dos tipos principalmente:

Torre Arriostrada de Radio

ejemplo de una torre arriostrada de radio

Una torre arriostrada de radio, es claramente una estructura vertical, cuya finalidad es soportar la carga de las antenas, las cuales son colocadas en su parte superior, para ello se dimensiona una zapata capaz de recibir todos los esfuerzos y cargas generados debidos al peso propio, factores externos, etc.

Son utilizadas en todo el mundo para proporcionar servicios de radio, su altura puede variar desde pocos metros hasta más de 620 metros.

Por ejemplo, la torre de radio de Berlín (Alemania) que cuenta con una altura de 150 metros o una de las torres de radio más alta del mundo que se encuentra en Dakota del Norte (Estados Unidos), que tiene una altura de 628 metros.

Torre Atirantada de Radio

ejemplo de una torre atirantada de radio desde la que salen cables de acero

Una torre atirantada de radio, se diferencia de la anterior básicamente en que los esfuerzos no se transmiten verticalmente hacia la cimentación inferior, sino que dispone de múltiples tirantes de acero que fijan y transmiten las cargas a diferentes puntos del terreno.

Al igual que las arriostradas los tamaños van desde unos cuantos metros hasta estructuras con mas de 600 metros de altura, como por ejemplo la torre KXTV, en California con una altura de 624,5 metros.

Este tipo de estructuras, como hemos visto por sus características requieren de un manteniendo y de una formación en altura para poder trabajar en ellas, aquí es donde Proalt Ingeniería aporta su conocimiento y experiencia en trabajos en altura.

Mantenimiento de Torres de radio

Como cualquier estructura o instalación, requiere de un mantenimiento periódico, más aún en este tipo de estructuras con las alturas comentadas que se encuentran sometidas a todo tipo de esfuerzos e inclemencias meteorológicas, como viento, lluvia, nieve, etc.

Por ello, para garantizar que la estructura sea segura y las condiciones meteorológicas no afecten a la integridad y estabilidad de la estructura es necesario un mantenimiento preventivo periódico y así detectar cualquier daño o debilidad, en cuyo caso habrá que proceder a su corrección inmediatamente.

Un buen manteniendo evita poner en peligro la seguridad de las personas que trabajen en la torre, además de evitar problemas de calidad en la señal de radio.

torre de radio con escalera fija para subir

Formación para trabajar en torres de radio

La formación homologada para este sector profesional, fue acordada en enero de 2018 mediante un marco normativo común para las formaciones de todos los trabajadores que desempeñen su labor profesional en este sector, unificando criterios.

Aquí dejamos un enlace a un post anterior donde viene detallado todo lo necesario respecto a la formación para este tipo de trabajos.

Conclusiones

Para concluir, comentaros que este tipo de torres han sido y serán una parte muy importante para el desarrollo de las comunicaciones. Por ello, el mantenimiento y la formación para trabajos en altura son vitales para evitar accidentes en este tipo de estructuras.

Desde Proalt aportamos los equipos y formación necesarios para llevar a buen fin este trabajo de mantenimiento y evitar así poner en riesgo la salud y seguridad de las personas.