Instalación de pararrayos en edificios

antena pararrayos en cubierta de edificio

Como ya hemos comentado en otras publicaciones anteriormente, el trabajo en altura conlleva riesgos significativos, especialmente en actividades un poco más desconocidas o no tan frecuentes como las placas solares: un claro ejemplo de ello es la instalación de pararrayos.

En este post, vamos a comentar las soluciones anticaídas clave diseñadas específicamente para proteger a los trabajadores durante la instalación de pararrayos.

esquema de un pararrayos

Esquema de la instalación de un pararrayos sobre un edificio

Antes de nada, vamos a explicar los conceptos claves de la instalación de un pararrayos:

  • La instalación se efectúa en una elevación fija y elevada.
  • El mástil del pararrayos tendrá una altura mayor o igual a 2 metros respecto a cualquier elemento metálico de la cubierta.

Riesgos en la instalación de pararrayos

edificio alto con antena pararrayosLo más lógico es que situemos la estructura en la parte más alta del edificio, por ejemplo, en la terraza, cubierta o punto más elevado, de ahí saldrá el poste o pilar donde irá colocada la punta del pararrayos, ésta irá dirigida a la toma de tierra por un cable conductor.

La punta de un pararrayos debe estar situada al menos a 2 m por encima de la zona que protege, incluyendo antenas, torres de enfriamiento, techos, depósitos, etc.

El objetivo es que, si un rayo está a punto de tocar la estructura que queremos proteger, la punta metálica lo atraerá de forma que reciba el impacto eléctrico y conducirá la fuerza en forma de voltaje a la toma de tierra.

El cableado o bajantes deberá estar situado lo más vertical posible, lo cual supone:

  • Instalar un artefacto en lo alto de una antena.
  • Instalar el cableado necesario hasta la parte baja del edificio pegado al muro, es decir, hablamos de trabajos verticales.

Estos condicionantes directamente relacionados con la altura y el riesgo al que nos encontramos durante estos trabajos, hacen que sea necesario analizarlos y plantear posibles soluciones.

Soluciones anticaídas para trabajar con seguridad

Existen numerosas opciones para trabajar con seguridad durante la instalación de un pararrayos. Entre estas soluciones se encuentran dispositivos de detención de caídas, líneas de vida horizontales (EN795-C) o verticales (EN353), sistemas de anclaje móviles (EN795-B) y puntos de anclaje específicos para este tipo de trabajo (EN795-A).

El trabajo en altura durante la instalación de pararrayos es una tarea crítica que demanda medidas de seguridad específicas para prevenir caídas. Los sistemas anticaídas diseñados para este tipo de trabajos son fundamentales para garantizar la protección del personal involucrado.

Puntos de anclaje certificados

Los puntos de anclaje son el pilar fundamental de cualquier sistema anticaídas. Para la instalación de pararrayos, se requieren puntos de anclaje específicos y debidamente certificados para soportar las cargas asociadas con el trabajo en altura. Estos puntos deben estar estratégicamente ubicados para asegurar la máxima seguridad.

Líneas de vida horizontales

Las líneas de vida juegan un papel crucial al permitir un desplazamiento seguro y continuo durante la instalación de pararrayos. Estos sistemas, como ya hemos comentado en otras ocasiones, Proporcionan movilidad limitada pero segura para llevar a cabo tareas específicas.

Equipos de Protección Individual Categoría III

Los arneses son el EPIS principal en trabajos en altura. Para la instalación de pararrayos, se recomienda el uso de arneses específicos que proporcionen soporte y sujeción adecuados. Además, mosquetones, cuerdas y sistemas de sujeción complementarios son esenciales para garantizar la seguridad del operario.

La inspección y el mantenimiento periódico de todos los equipos anticaídas son imprescindibles para asegurar su funcionamiento óptimo. Estos sistemas deben someterse a inspecciones regulares y pruebas para garantizar su efectividad y cumplimiento con las normativas de seguridad vigentes.

operarios de proalt sobre una pemp

Plataformas de trabajo seguro para instalación de pararrayos y medios auxiliares

Andamios Certificados y Modulares

Los andamios son estructuras temporales que proporcionan una plataforma de trabajo estable y segura en altura. Se utilizan comúnmente para la instalación de pararrayos, permitiendo acceso a áreas elevadas de forma controlada. Estos andamios deben estar certificados y cumplir con las normativas de seguridad vigentes.

Plataformas Elevadoras y Elevadores de Brazo

Las plataformas elevadoras ofrecen una alternativa versátil y ajustable para trabajar en altura durante la instalación de pararrayos. Los elevadores de brazo, tipo tijera o telescópicos, proporcionan acceso seguro a diferentes alturas y pueden desplazarse horizontalmente, facilitando el trabajo en áreas específicas.

Torres y Plataformas Móviles

Las torres móviles y plataformas autopropulsadas son ideales para instalaciones de pararrayos en áreas exteriores. Proporcionan una base estable y móvil para trabajar en altura, ofreciendo flexibilidad y seguridad durante el proceso de instalación.

Formación y Buenas Prácticas

La capacitación adecuada es crucial. Proporcionar a los trabajadores una formación exhaustiva en el uso de equipos anticaídas, así como en buenas prácticas de seguridad, es fundamental para minimizar riesgos y garantizar un entorno laboral seguro.

Conclusiones

En resumen, la instalación de pararrayos requiere medidas de seguridad específicas para el trabajo en altura. Contar con sistemas anticaídas adecuados, certificados y un personal debidamente formado es lo más importante para prevenir accidentes y garantizar la seguridad.